Continúan recibiendo mercados, por parte de la Diócesis de Cúcuta, las familias más vulnerables del Anillo Vial Occidental

“Y les dio de comer a más de 5.000 hombres” (Mt 14, 21), viviendo este lema, con el que fue animada la Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes 2021, la Diócesis de Cúcuta continúa entregando el fruto de esta colecta a las familias más vulnerables del Anillo Vial Occidental de San José de Cúcuta.

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Con una tercera entrega, se completan 600 mercados repartidos entre los habitantes de La Fortaleza, El Talento, San Isidro, Ciudad Rodeo, Arrayanes y Rincón del Rodeo, comunidades pertenecientes a la jurisdicción eclesiástica de la parroquia Santo Tomás Apóstol, la cual acompaña el padre Leonardo Mendoza Gélvez. Este martes 31 de agosto se entregaron 400 paquetes, sumando los 200 (100 para el sector de La Primavera) que se otorgaron el pasado 20 de agosto, da un total de 600 ayudas, para las familias más necesitadas en esta periferia de la ciudad.

El padre Leonardo ha estado al frente de la caracterización de la población y asegura que los beneficiarios son personas “católicas y no católicas, creyentes y no creyentes”, ya que “lo importante para nosotros en la caridad, no es la conexión de fe, sino la humanidad… y así es como mostramos la caridad de Cristo”.

Toda la logística de estas entregas las ha llevado a cabo la Fundación Banco de Alimentos de la Diócesis de Cúcuta, desde donde invitan a los fieles bautizados y personas de buena voluntad a seguir vinculados con su apoyo, para poder seguir brindando alimento a los más necesitados. Las donaciones en especie, se pueden hacer llegar a la dirección calle 2an # 1-26 del barrio Pescadero, o a las diferentes parroquias.

El fruto de la Campaña de Comunicación de Cristiana de Bienes seguirá alimentando a las familias del Anillo Vial Occidental; faltan aún 2.360 mercados por entregar, de los 3.000 que se lograron organizar con el dinero recaudado, los cuales llevan a estos hogares un alivio y una alegría, como lo expresa María Patricia Valero Ramírez, habitante del corregimiento San Isidro: “Estoy agradecida con el padre ‘Leo’, por estar pendientes de nosotros como sacerdote y con la Diócesis de Cúcuta por darnos este mercado a muchas familias que de verdad lo necesitamos”. María Patricia manifiesta que esta acción es un acto de solidaridad con un sector donde se presentan grandes necesidades.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias