‘Teatros por la paz’ llega a su fin, con grandes frutos

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

En el año 2016, la Corporación de Servicio Pastoral Social (COSPAS) de la Diócesis de Cúcuta, desarrolló la iniciativa ‘Teatros por la Paz’, un proyecto cuyo objetivo se trazaba en reconstruir el tejido social a partir de la transformación de experiencias negativas en herramientas que promuevan valores y el reconocimiento del otro.

Este proyecto se gestionó gracias al apoyo del Servicio Civil para la Paz de AGIAMONDO (el servicio especializado de los católicos alemanes para la cooperación internacional), en alianza con COSPAS, sistematizaron un proceso para construir una cultura de paz, contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de personas afectadas por el conflicto armado y vulnerables socialmente, caracterizadas a través de distintos proyectos que la Iglesia ya venía ejecutando en comunidades rurales y urbanas de Sardinata, Bucarasica y Cúcuta.

Pbro. Abimael Bacca Vargas, director de COSPAS

El director de COSPAS, el padre Abimael Bacca Vargas explica que los episodios negativos que estas personas sufrieron, los revivieron durante el proyecto y los transformaron en aprendizaje, a través de herramientas físicas y digitales.

La clausura del proyecto se llevó a cabo en el Hotel Bolívar, los días jueves 17 y viernes 18 de junio, con la presentación de un circuito de exposición de las piezas de arte que desarrollaron los participantes de ‘Teatros por la paz’, además de conversatorios acerca de la búsqueda de la dignidad y la lucha por el bienestar económico, donde estuvieron invitados estudiantes de distintas universidades de la ciudad de Cúcuta.

En este cierre, el padre Abimael invitó a los jóvenes a seguir construyendo sociedad, a “hacer memoria histórica, pero sin rencor, para que esas situaciones que han roto el tejido social, impulsen a crear propuestas positivas, valiosas”, expresó el presbítero. Acerca de la exposición de arte recalcó que la juventud “hoy nos muestran a través del arte, la alegría, esperanza y compromiso, para seguir en la cultura del encuentro y seguir trabajando por la paz”.

Utz Ebertz, cooperante internacional de ‘Teatros por la paz’

Por su parte, Utz Ebertz, cooperante internacional del proyecto, también relató que a través del arte, principalmente del teatro, se permitieron a 60 participantes, procesar sus experiencias personales y construir a partir de allí, obras teatrales y espacios de diálogo, como herramienta viva para promover las relaciones sociales, ya que se trabajó en el fortalecimiento de la escucha, para poder reconocer al otro desde las diferencias, evitando juzgar, anteponiendo la tolerancia y la fraternidad.

Juan Sebastián Camacho, líder comunal del barrio Colombia Uno

Finalmente, otra de las metas de ‘Teatros por la paz’, era formar multiplicadores, para que, una vez finalizado el proyecto, los participantes continúen contribuyendo a realizar cambios en sus comunidades. Juan Sebastián Camacho, líder comunal del barrio Colombia Uno, asegura que la experiencia “fue bastante emotiva”, por lo que espera darle continuidad a este proceso, porque considera que “así se construye el tejido social, creándole una oportunidad a los niños de conocerse a sí mismos, que se apoderen de los espacios y empiecen a recuperar o crear comunidad”.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias