La Diócesis de Cúcuta ya tiene vía libre para reapertura de templos

Al cumplirse la fase de Aislamiento Preventivo Obligatorio, según el decreto del Gobierno Nacional 1168 del 25 de agosto de 2020, el país pasa a una nueva fase en el marco de la emergencia sanitaria causada por la pandemia de la COVID-19, se trata del Aislamiento Selectivo, que inicia a partir de este 1 de septiembre.

En este decreto se detalla el fin de la cuarentena e inicio de un distanciamiento individual responsable, lo cual quiere decir que se permite la reactivación de varios sectores que hasta el momento estuvieron limitados. Para el culto religioso, según la Resolución 1120 del 3 de julio de 2020, del Ministerio de Salud y Protección Social, ya se habían habilitado protocolos de bioseguridad, los cuales deben adaptarse y adoptarse, para poder presentar la petición de reapertura a las autoridades municipales.

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de Cúcuta, ejecutó esta petición, recibiendo una respuesta positiva por parte de la Alcaldía de Cúcuta. Cabe destacar que los templos ya tienen instalada toda la señalética de bioseguridad y estos meses se ha socializado con los párrocos y agentes de pastoral, el manual con las normas de bioseguridad para la prevención y contención de la COVID-19, en lo concerniente a las celebraciones litúrgicas y otras actividades pastorales en la Diócesis de Cúcuta y sus parroquias.

Los templos y capillas de la Diócesis de Cúcuta ya están inscritos y tienen aprobada la reapertura, para que a partir de este martes 1 de septiembre los fieles bautizados puedan regresar y vivir solemnemente de las celebraciones en torno a la Palabra. A través de los medios de comunicación diocesanos, la feligresía ha conocido acerca de las medidas a tener en cuenta.

Inicialmente se va a realizar la Sagrada Eucaristía con un aforo de 50 personas, incluido el celebrante y colaboradores; en las capillas pequeñas, no debe superar el 35% de la capacidad. Monseñor Víctor Manuel afirma que por prudencia, en los barrios con mayor número de contagios, los párrocos decidirán en qué momento es adecuado para iniciar con la reapertura.

Esta Iglesia Particular atendiendo los lineamientos y en orden con lo que dicta la Constitución Política de Colombia, siempre ha procurado el cuidado integral propio y de sus comunidades, por lo que obrando con el principio de la solidaridad, ha respondido con acciones humanitarias ante situaciones que pudiesen poner en peligro la salud o la vida de las personas. Este compromiso, parte en primera medida por el mandato de Dios de cuidar la vida humana.

Descargar recomendaciones generales de bioseguridad.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias