Diócesis de Cúcuta lanza campaña por los adolescentes y jóvenes sumidos en la drogadicción

Al llegar a la jurisdicción ecle­siástica de Cúcuta, primero como Administrador Apostó­lico, y ahora como Obispo, Monse­ñor José Libardo Garcés Monsalve, se planteó luchar arduamente para ayudar a adolescentes y jóvenes sumidos en la drogadicción.

Es por esto que ha propuesto bajo el lema: “Todos sufrimos por ellos, ¡hagamos algo!”, que se desarrolle la Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes (CCCB) 2022, reflexionan­do en el Evangelio de san Lucas en el capítulo 15, versículo 32: Esta­ba perdido y lo hemos encontrado. Con el objetivo de recaudar recursos económicos para prestar una ayuda integral a la adolescencia y juventud víctima del flagelo de las adicciones, en su mayoría, las sustancias psicoac­tivas.

De esta manera, el señor Obispo, en nombre de la Diócesis de Cúcuta, ex­tiende la fraterna invitación a todos los fieles bautizados, instituciones, empresas y personas de buena vo­luntad, a vincularse a la CCCB, y en Cuaresma, ofrecer su ayuno, caridad y limosna, para unirse al sacrificio de Jesucristo y ver su rostro en los des­protegidos.

Este martes 1 de marzo, en las instalaciones de la curia diocesana, Monseñor presentó la Campaña ante de los medios de comunicación regionales y a la opinión pública a través de una rueda de prensa, que fue transmitida en vivo por las redes diocesanas y la Emisora Vox Dei 1.120 A.M.

 

Reconocer las necesidades del otro y donarse por ello, es renovarse a sí mismo y renovar la Iglesia, teniendo en cuenta que son actos no para sen­tirse bien como persona, sino que na­cen por amor a Dios; que no se está dando lo que sobra, sino que, con ora­ción, reflexión y sacrificio, se entrega lo que es posible por ayudar. Precisa­mente, con las ayudas recolectadas el año anterior, se lograron organizar tres mil mercados (de 10,9 kg cada uno), los cuales fueron distribuidos en las familias de los barrios y asen­tamientos humanos que se ubican en el Anillo Vial Occidental de San José de Cúcuta; gracias al encuentro pro­fundo con Jesucristo en la Cuaresma 2021, se recaudaron alrededor de 90 millones de pesos. Este año se espera finalizar el camino de conversión con frutos abundantes, porque “todos su­frimos por ellos”.

¿Cómo practicar la caridad y limosna en Cuaresma?

Depositando una ofrenda en las alcancías de las parroquias, instituciones y/o empresas; o a través de la cuenta corriente Bancolombia 83488404665, convenio 72740 “Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes”. NIT Diócesis de Cúcuta: 890.500.597-1

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias