Con la nueva directiva, episcopado colombiano continuará trabajando por la paz

De izq. a der. Mons. Luis José Rueda Aparicio; Mons. Omar Alberto Sánchez Cubillos; y Mons. Luis Manuel Alí Herrera. Foto: elcatolicismo.com.co

En el marco de la CXI Asamblea Plenaria del episcopado colombiano, que se desarrolla desde este lunes 5 de julio y va hasta mañana miércoles 7 de julio, los Obispos católicos del país eligieron a la nueva directiva que animará el plan pastoral y evangelizador de la Iglesia en Colombia.

Para suceder en el cargo a Monseñor Óscar Urbina Ortega, como presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), fue elegido Monseñor Luis José Rueda Aparicio, Arzobispo de Bogotá, quien tendrá esta responsabilidad durante el periodo 2021-2024. Le acompañarán Monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, Obispo de Popayán, como vicepresidente; y como secretario general, Monseñor Luis Manuel Alí Herrera, Obispo Auxiliar de Bogotá.

La nueva directiva ofreció en la tarde de este martes 6 de julio, una rueda de prensa virtual, con la participación de delegados en comunicación de varias Diócesis y medios de comunicación nacionales de radio, prensa y televisión

Al iniciar el encuentro a través de la plataforma digital, se dio lectura a las palabras del saliente presidente, Monseñor Óscar Urbina (2017-2021), quien les expresó a los periodistas, su fraterna cercanía por el “gran compromiso de comunicarnos día a día las noticias que se van entretejiendo… Gracias por narrar hermosas historias de fe y esperanza que nos ayudaron a sentirnos más humanos”, enunció el Arzobispo.

Primeras declaraciones de la junta directiva

Durante la rueda de prensa, los temas principales fueron la construcción de paz y el papel de la Iglesia en medio de la actual coyuntura por la que atraviesa el país. Ante lo cual, cada uno de los miembros manifestó su posición desde la actividad pastoral y la responsabilidad que se seguirá asumiendo, fundamentados en el Evangelio de Jesucristo y la invitación del Papa Francisco al diálogo y la fraternidad.

Monseñor Luis José Rueda Aparicio, presidente: “Es el tiempo para dar a luz una nueva sociedad y los jóvenes son los protagonistas (…) En esta coyuntura, vamos a seguir en los escenarios que se han propuesto, esta experiencia nos ha permitido estar como Iglesia, apoyando. Son procesos lentos, que no tienen soluciones mágicas. Ha sido muy enriquecedor, cuando somos capaces de reconocernos, de no estigmatizar al otro, de escucharlo con respeto; a veces, por el pesimismo social caemos en la desesperanza. Pero aquí está la Iglesia, como una madre servidora, acompañando a sus hijos en este proceso”.

Monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, vicepresidente: “La Iglesia en Colombia no ha dejado nunca de trabajar por la paz, no es un trabajo clásico, en mesas… es trabajo de toda parroquia, donde hay obreros por la paz y no son sacerdotes y religiosos solamente, porque una de nuestras responsabilidades es a pensar país y ayudarlo (…) En cuanto a la coyuntura, hoy nadie en Colombia podría negar lo legítimo del movimiento social para manifestar tantos silencios, tantos dolores, esto no es un tema que se resuelve dentro de esta realidad actual, porque hay que superarla, que esta coyuntura nos ponga delante de soluciones inteligentes, delante de acuerdos, que no nos haga retroceder. Si Colombia sabe leer esta crisis, entenderemos que todos somos parte de la solución, ya que el país demostró un déficit en democracia, más que financiero”.

Monseñor Luis Manuel Alí Herrera, secretario general: “Todo lo que ha pasado en el país, muestra signos de vulnerabilidad y fragilidad; yo soy uno de los Obispos más jóvenes y por esto quiero caminar con los jóvenes. Ustedes nos van a escuchar hablar de sinodalidad, cuya connotación es la de caminar juntos y a eso es que invitamos a las juventudes. Queremos que nos acompañen y sean Iglesia con nosotros, que iniciemos juntos el camino sinodal que nos propone el Papa Francisco”.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Nacionales, Últimas noticias