V Asamblea Sinodal: Bautizados y enviados

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El pasado viernes 9 y sábado 10 de noviembre se llevó a cabo la V Asamblea Sinodal de la Diócesis de Cúcuta, para la presentación del Proceso De Evangelización de la Iglesia Particular (PEIP), donde se promueve la noticia liberadora de Cristo y se fortalece el llamado de Dios a la Iglesia Católica en el amor Divino.

El objetivo del encuentro consistió en invitar a los participantes en representación del pueblo peregrino en esta Iglesia particular, a la conversión pastoral, como  experiencia vivida en el Sínodo, proclamando la fe en Jesucristo, para seguirle como sus discípulos misioneros.

Dentro de los asistentes y representantes de la Iglesia, se encontraba, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de Cúcuta; Monseñor José Miguel Gómez, Obispo de Facatativá; sacerdotes; diáconos; miembros de las Comisiones diocesanas, participantes de los Movimientos Apostólicos, religiosas, seminaristas y representantes de la Escuela Diaconal.

La conferencia del viernes tuvo lugar en la Catedral San José, donde a partir de las 7:00 p.m. se dio la apertura del evento con el himno sinodal, y posteriormente a las 7:45 p.m. Monseñor Víctor, intervino con su Iluminación doctrinal, “Bautizados y Enviados”, invitando a la Iglesia a vivir en el amor de Cristo.

El sábado, el Centro de Evangelización Beato Luis Variara de Villa del Rosario, fue el epicentro de la Presentación PEIP por Monseñor Gómez, que se extendió desde las 9:45 am. Hasta las 12 del mediodía, recalcando a los asistentes el valor de una Iglesia fortalecida y construida desde los valores cristianos: “En la Diócesis de Cúcuta se experimenta como no se puede experimentar en ninguna otra parte, la Iglesia, Una Santa Católica y Apostólica», ya que estos atributos de la Iglesia universal se viven de manera particular en las Iglesias diocesanas; añade el Obispo de Facatativá, «que la Iglesia sea Una, la garantiza primero la presencia del pastor propio, cuyo carisma fundamental, es la unidad, el pastor de un rebaño que se acoge a él a sus enseñanzas y que colabora”.

Gómez, exhortó a todos los fieles creyentes a que sigan construyendo Iglesia Católica, a que mantengan las enseñanzas bíblicas presentes, a no dejarse desanimar por los errores de las personas, ya que la verdadera Iglesia Viva se construye desde el amor de Dios y no desde la justificación de los actos, por lo tanto, “estamos llamados a seguir siendo pastores de ovejas”.

“El mandato misionero es para todos y acuérdense que el mundo entero no comienza de la frontera para allá, el mundo entero a veces comienza en el apartamento de al lado, donde hay alguien que no va a misa o en la casa vecina, donde hay alguien muy lejano de ellos; el mundo entero no está lejísimos, y yo no soy misionero sólo rezando. Todo este proyecto, es el espíritu misionero del proceso evangelizador de la Iglesia”.

La clausura del evento estuvo a cargo de Monseñor Víctor Manuel Ochoa, quién dio la bendición final a todos los participantes del encuentro y agradeció el ser partícipes de este momento tan importante para la Diócesis de Cúcuta.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias