Por primera vez, se celebró la Solemnidad de San José a puerta cerrada

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El jueves 19 de marzo, la Iglesia Católica universal celebró la Solemnidad de San José, quien es el patrono y custodio de la ciudad de Cúcuta, la Catedral de esta jurisdicción eclesiástica y sus Seminarios Mayor y Menor.

La Sagrada Eucaristía en honor al ilustre patriarca se llevó a cabo en el Templo madre, sólo con la presencia del señor Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid y cuatro sacerdotes más. Esto, con el fin de preservar la salud de los fieles en medio de la pandemia del Covid-19 que está afectando al mundo entero.

De igual forma, esta Iglesia Particular ha mantenido la cercanía con todo su rebaño, valiéndose de los medios de comunicación para llevarles la Santa Misa a diario, transmitiéndola en vivo por video en la página web oficial www.diocesisdecucuta.com, redes sociales, y transmisión radial por la Emisora Vox Dei 1.120 A.M.

En la celebración eucarística, Monseñor Víctor Manuel expresó su tristeza por ver el Templo vacío, pero aseguró que es lo mejor para evitar propagar la pandemia. “Con tristeza nuestra Catedral está vacía, es un momento apremiante y doloroso de nuestra patria Colombia y el mundo entero (…) Con la fe de siempre volvemos nuestros ojos a San José, mirando sus grandes atributos y la vocación que el Señor le ha concedido. Deseo poner hoy sobre el altar de esta Solemnidad, las intenciones de cada uno de ustedes, que con gran expectativa y con gran aprehensión viven y vivimos estos momentos de prueba que apenas comienza”, con estas palabras dio inicio a su homilía el Obispo de Cúcuta.

Monseñor explicó que cuando Cristo vino al mundo, se puso en las manos de José, que con su vida se comprometió con el plan de Dios, “En San José, entra Dios de una forma muy precisa, muy concreta… ser el custodio del Salvador del mundo”.

Norte de Santander, así como en todo el país, vive un momento de silencio, por ello, en la Diócesis de Cúcuta, se han dispuesto todos los medios tecnológicos para  que fieles y bautizados continúen recibiendo la Palabra y mantengan una estrecha comunión espiritual con Dios y la Iglesia. Monseñor Víctor Manuel, exhortó a elevar las oraciones al Señor Todopoderoso: «encomendemos a los enfermos de esta pandemia del Covid-19, pero sobre todo, a los que luchan con ella, encomendemos a los gobernantes para que sepan encontrar los caminos adecuados y justos, de responsabilidad social y de gobierno».

Este tiempo es de gran responsabilidad, la Iglesia diocesana invita a cumplir las normas, a respetar la permanencia en casa y ser prudentes con el aprovisionamiento de víveres, es decir, llevar a los hogares los productos necesarios, sin exagerar. “Todos somos responsables de todos en la caridad de Cristo”, enfatizó Monseñor.

Al finalizar la Eucaristía, el señor Obispo tuvo el gesto de fe de exponer el Santísimo Sacramento en el parque Santander, para impartir la bendición a la ciudad, a los hijos de Colombia y a la hermana República de Venezuela, “para que Dios nos proteja y ayude en esta gran urgencia y dificultad”. Puntualizó.

Ver Galería.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias