La Diócesis de Cúcuta continúa ejerciendo la caridad durante la época de fin de año 2020 y comienzo del nuevo año 2021

La Diócesis de Cúcuta arraigada en el Evangelio de Jesucristo, está comprometida de manera permanente en ejercer la caridad con el prójimo. Es por eso que durante el año 2020 y comienzo del 2021 ha asistido, a través de sus instituciones, a miles de personas vulnerables que experimentan necesidades; y aún más en medio de la Pandemia generada por la COVID-19, ha estado cerca de quienes se han visto afectados, llevando asistencia espiritual, alimento y ayuda íntegra en diversos sectores de la ciudad y del campo.

Durante el año 2020, a través del Banco Diocesano de Alimentos (BDA), la Corporación de Servicio de Pastoral Social (COSPAS) y el Asilo Andresen, entre otras instituciones eclesiales y organismos internacionales de ayuda se han entregado más de 1.600 toneladas de alimentos; y se han beneficiado a más de 273.295 familias, ya sea a través de mercados, ayudas económicas, refrigerios o elementos de aseo.

Lo anterior se ha logrado gracias a la generosidad de múltiples donaciones de benefactores, empresas y organismos internacionales de ayuda, que han confiado en el trabajo caritativo que la Diócesis de Cúcuta por medio de sus instituciones, que se dedican a la evangelización y a la transformación de lo social, ha venido realizando en las últimas décadas en los sectores vulnerables de la ciudad, en el campo, con los migrantes, niños y ahora, en medio de la difícil situación generada por la Pandemia.

Atenta a las realidades sociales que aquejan al pueblo de Dios, esta Iglesia Particular de Cúcuta ha entregado más de 3.000 mercados a través de la Fundación Asilo Andresen a los padres de familia de los niños y niñas que se atienden en esta institución de caridad. Desde el mes de marzo de 2020 hasta el 23 de diciembre, cada 15 días se realizaron estas entregas y que culminaron el año con la entrega de regalos, ropa y alimentos que fueron dados a los 350 niños como expresión de la alegría de la Navidad.

De la mano del Banco Diocesano de Alimentos, se han entregado más de 114.163 mercados a las distintas comunidades de la ciudad y del campo que se donan a través de las comunidades parroquiales de la Diócesis de Cúcuta y asociaciones de los distintos barrios y municipios. Asimismo, se ha asistido a personas de escasos recursos con más de 20.497 paquetes con elementos de aseo.

La Corporación de Servicio de Pastoral Social ha entregado 71.940 apoyos económicos, para que las familias de los barrios más necesitados, con este subsidio, adquirieran alimentos y así, suplir las necesidades básicas de subsistencia. Esta Corporación, también se ha hecho presente, en medio de la crisis que se vivió en la ciudad, con otros 7.194 mercados y 1.132 paquetes con elementos de aseo.

Preocupándose también por atender a los hermanos migrantes-caminantes venezolanos, que transitan por esta zona de frontera, se ha llegado a 24.320 apoyos de paquetes de alimentos, mantas y cobijas, y elementos de aseo. Estas donaciones provienen de la caridad del Papa Francisco, de la fundación vaticana Populorum Progressio y de la obra episcopal Adveniat.

Con el apoyo de las instituciones que siempre han donado a la Diócesis de Cúcuta mercados, elementos de aseo y entre otros; autoridades y benefactores, se proyecta para este año 2021 continuar el trabajo de la caridad de Cristo, que se fundamenta en llevar esperanza y fe a las personas que pasan necesidades, para que continúen confiando el Señor y en su divina providencia; y asimismo, contribuir en medio de la crisis sanitaria y económica que se vive en esta zona de frontera, a que gran cantidad de familias, niños y migrantes puedan solventar sus necesidades básicas.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias