Galardones a la Casa de Paso Divina Providencia Premios a una experiencia de fe y caridad

¿Cómo entender los reconocimientos y premios obtenidos recientemente por  la Casa de Paso ‘Divina Providencia’? 

Sencillo, basta leer el evangelio «vengan benditos de mi Padre y reciban el premio prometido… porque tuve hambre y me diste de comer» (Mt 25, 35ss), no podíamos leer la palabra de Dios  y quedarnos quietos.  Eso fue lo que sucedió ante el drama de los hermanos venezolanos, el grito del pueblo de  Dios, nos interpeló. Y como Iglesia diocesana, con sacerdotes, religiosos y religiosas, movimientos apostólicos y fieles laicos de las diferentes parroquias,  nos atrevimos a esta locura que hoy es reconocida por el mundo y por premios en Colombia como el de Portafolio, el pasado 30 de noviembre o el premio a Los Mejores Líderes de Colombia de Revista Semana, que recibió la Diócesis de Cúcuta el 6 de diciembre en el Club el Nogal, por consolidar un modelo humanitario para población venezolana migrante en la frontera con Cúcuta.

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid no se cansa de repetirnos que Cúcuta es una Iglesia viva y eso manifestó ante un auditorio repleto el día de la entrega del último  premio recibido: «esta es una obra de la Iglesia, que ante tantos escándalos muestra otra cara de la fe y su compromiso con los más necesitados».

Los premios y reconocimientos a la obra de la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ nos llevan a decir «gracias sean dadas al Padre», por permitirnos servir al estilo de su Hijo Jesucristo y movidos por el Espíritu Santo, plasmar la caridad en esta zona de frontera.

El premio de Revista Semana dice que hemos creado un modelo humanitario, pero realmente no hemos creado nada, simplemente hemos traducido el evangelio en amor hecho vida y en caridad que se abaja  hasta los más necesitados.  Como dijo el padre David Caña en la gala de premiación: «esta es una obra de fe, que empezó por una olla con la que empezamos a repartir comida caliente  a nuestros hermanos que cruzaban la frontera con la ilusión de encontrar alimentos».

Fortaleza y transparencia

El premio recibido tiene una estatuilla, que es en realidad  una obra de arte, que resalta a quienes han hecho una labor con firmeza, tesón y dedicación y con la claridad de las cosas bien hechas, sin la mezquindad de la corrupción o de dobles intenciones.

No fuimos los únicos, nueve personas e instituciones más, recibieron el conocimiento como Líderes de Colombia, dejando al descubierto varios matices de liderazgo y entrega.  Por nuestra patria, nos llena de inmensa alegría saber que aquí mantenemos, alimentamos y construimos la esperanza de un mejor país dispuesto a recibir a otros hermanos con los brazos bien abiertos y mirar con optimismo y gran confianza el futuro.

La tarea continúa

La Diócesis de Cúcuta seguirá sirviendo con amor, atendiendo a los más pobres y necesitados, a los migrantes venezolanos, ofreciendo cada día con mayor generosidad un plato de comida; atendiendo con sencillez, con humildad, sabiendo que la caridad de Cristo nos apremia.  Es una tarea de todos como bautizados, como instituciones, estamos llamados a servir.

Si usted desea hacer parte de este servicio, de ayudar a la Casa de Paso con su generosidad, puede aportar a través de una consignación con las siguientes coordenadas bancarias:

Código Swift: COLOCOBM (en caso que le pidan 11 dígitos indicar que se agreguen tres X, es decir, queda COLOCOBMXXX).

A nombre de: Diócesis de Cúcuta NIT: 890500597-1 Dirección Av 1 # 27-131 San Rafael.

Cuenta de Ahorros Bancolombia: 08865722720

Correo electrónico: obispo@diocesisdecucuta.com

En caso que soliciten la dirección (ubicación) de Bancolombia, indicar la dirección de Comercio Internacional de la ciudad de Cúcuta, que está ubicado en la calle 4 # 3 -24 Cúcuta, Norte de Santander.

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, en nombre de la Diócesis de Cúcuta, agradece los gestos de bondad.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias