Nuevo Obispo de Cúcuta: “Continuamos con esta nueva etapa de la historia salvífica, en esta porción del pueblo de Dios”

Mons. José Libardo Garcés Monsalve, Obispo de Cúcuta y Mons. Luis Mariano Montemayor, Nuncio Apostólico en Colombia. Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

En la mañana del sábado 20 de noviembre, la familia de la Diócesis de Cúcuta se reunió en torno a la mesa del altar de la Catedral San José, para celebrar la solemne Eucaristía de posesión canónica del décimo Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor José Libardo Garcés Monsalve.

A su ingreso al templo madre de esta Iglesia Particular, presentó una ofrenda floral en la capilla del glorioso Patriarca san José y oró en la capilla del Santísimo, encomendando también esta celebración a la Santísima Virgen María en la advocación de Nuestra Señora de Cúcuta.

El Nuncio Apostólico del Papa Francisco en Colombia, Monseñor Luis Mariano Montemayor; Arzobispos y Obispos del país, como Monseñor Luis Manuel Alí Herrera (Obispo Auxiliar de Bogotá y secretario de la Conferencia Episcopal de Colombia); Monseñor Jorge Alberto Ossa Soto (Arzobispo de Nueva Pamplona), Monseñor Ismael Rueda Sierra (Arzobispo metropolitano de Bucaramanga), Monseñor Julio César Vidal Ortiz (octavo Obispo de Cúcuta), Monseñor Timoteo Luis Antonio Torres Esquivel (Obispo ortodoxo para Colombia y Venezuela), entre otros; sacerdotes de las Diócesis de Manizales, Málaga-Soatá y Cúcuta; acompañaron a su hermano en Cristo Jesús en este día gozo, así como también sus padres, familiares y amigos. La primera parte de la celebración eucarística fue presidida por el Nuncio Apostólico, quien, en nombre del Papa Francisco, le otorga a Monseñor José Libardo Garcés, la responsabilidad de ser un padre y pastor en esta zona de frontera.

Bula del Papa Francisco, donde designa al nuevo Obispo de Cúcuta

Para realizar el rito de posesión el Colegio de Consultores de la Diócesis de Cúcuta, presentó al Nuncio Apostólico las Letras Apostólicas, con las que el Papa Francisco instituye y designa al Obispo de Cúcuta, ya que cada vez que se hace necesario nombrar un nuevo Obispo para una Iglesia Particular en cualquier parte del mundo, es el Papa, quien a través de un cuidadoso proceso de discernimiento y análisis, provee de buenos pastores que cuiden la grey del Señor. Estos nombramientos se expresan a través de una ‘Bula’ o documento pontificio en el cual, el Santo Padre, mediante un sello que lleva su nombre, autoriza dicho nombramiento. La siguiente es la traducción de la Bula Papal, con la cual fue nombrado Monseñor José Libardo Garcés Monsalve, como Obispo de Cúcuta:

FRANCISCO OBISPO SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS 

Al venerable hermano José Libardo Garcés Monsalve, hasta ahora Obispo de Málaga-Soatá y Administrador Apostólico de Cúcuta, electo Obispo de Cúcuta, salud y bendición Apostólica. “La verdad brota de la tierra y la justicia mira desde el cielo” (Ps 85, 12). Cuando nosotros buscamos sinceramente y con verdad a Dios, Él mismo, movido por la justicia y la caridad, con misericordia, dirige su mirada hacia nosotros, para que todos podamos alcanzar los gozos de la vida eterna, como dice la Escritura: “Bueno es el Señor para los que en Él esperan, para el alma que lo busca” (Lam 3, 25). Por eso ponemos el máximo cuidado en elegir varones aptos y cualificados para que, en comunión con el Sucesor del bienaventurado Pedro, pastoreen fielmente a los cristianos. Por lo tanto, dirigimos ahora nuestra atención a la comunidad de Cúcuta, cuyo último Obispo, el venerable hermano Víctor Manuel Ochoa Cadavid, fue elegido por voluntad nuestra Ordinario Militar en Colombia, y que al presente necesita un nuevo Moderador de la vida diocesana. Y puesto que tú, venerable hermano, te destacas porque posees los dotes necesarios, la prudencia sana doctrina y pericia en las cuestiones prácticas, queremos designarte pastor de esa Iglesia, solícito por la salvación eterna de los fieles. Así, pues, habiendo escuchado el Consejo de la Congregación de los Obispos, analizando el asunto con cuidado, terminado el vínculo con la sede anterior, te nombramos y constituimos Obispo de Cúcuta, con las obligaciones que te confieren el derecho y los deberes propios de acuerdo con las normas del Código de Derecho Canónico.

Dado en Roma, en el Laterano, el día cuarto del mes de octubre, año del Señor dos mil veintiuno, noveno de nuestro pontificado. FRANCISCO PP.

El canciller de la Diócesis de Cúcuta, pbro. Wilman Paredes Alba, fue quien dio lectura a las Letras Apostólicas

Siguiendo con el rito de posesión, el Nuncio Apostólico tomó el báculo pastoral y se dirigió a Monseñor José Libardo, diciéndole: «Querido hermano, en nombre del Papa Francisco y para gloria de Dios, procederemos ahora a darte Cátedra y a entregarte el báculo pastoral, para que apacientes la Iglesia que el Señor te confía». De esta manera, la Iglesia que peregrina en Cúcuta, se llenó de júbilo al tener oficialmente a su padre y pastor.

“Continuamos con esta nueva etapa de la historia salvífica, en esta porción del pueblo de Dios”, expresó Monseñor José Libardo Garcés Monsalve, en su primera homilía como Obispo de la Diócesis de Cúcuta, quien manifestó su firme deseo misionero de “vivir el Evangelio de Cristo y de anunciarlo a todas las gentes, mirando las periferias físicas y existenciales de nuestra región y siendo Diócesis en camino sinodal y en salida misionera”.

Monseñor insistió en continuar llevando la caridad de Cristo desde la Diócesis de Cúcuta, Iglesia que “tiene vocación para la caridad, como fruto maduro de una vida cristiana, que se va fortaleciendo desde la vivencia del Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo”. Invitó a todos a estar dispuestos a entregarse “para aliviar la pobreza y la miseria de los hermanos que viven marginados y en continuo sufrimiento y sobre todo acompañar a los migrantes y a tantos niños y jóvenes que están viviendo debajo de los puentes, consumidos en la drogadicción”.

Clic aquí para ver galería.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias