Palabras de Vida

Lectura del santo evangelio según san Mateo (18,15-20)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.»

Palabra del Señor

Hoy la palabra del Señor nos muestra la importancia de la corrección fraterna. Nos hace ver como somos responsables también de la formación de los demás.  «Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Con este mensaje Jesús nos dice cómo hacer esa corrección, con prudencia pero sobre todo con amor, ese amor de fraternidad, ese amor que sólo busca el bien común. Podríamos reflexionar sobre ¿cómo corrijo yo a mis hermanos?

Santa Otilia

Esta es la santa patrona de Alsacia (una provincia muy famosa de Francia, que tiene como capital a Estrasburgo). En aquellas tierras se ha tenido enorme devoción a Santa Otilia, por más de 1,000 años. Y su historia es bien interesante. Ya que se cuenta que esta niña nació ciega, y por tal motivo fue exiliada de su familia criándose en un convento de modales cristianos. Un día un santo obispo soñó con esta niña bautizándola, lo cual lo llevó a hacerlo. Se dice que una vez le administra el sacramento esta niña recobra la vista milagrosamente. Después de dedicarse por muchos años a la oración y a prestar ayudas a enfermos y pobres, Otilia descansó en paz en el año 720. En su sepulcro empezaron a obrarse milagros, y toda aquella región de Alsacia la proclamó como patrona.

Fuente:  http://www.ewtn.com/Spanish/Saints/Otilia_8_9.htm

Homilia Dominical