Madre María Berenice, religiosa colombiana que el Papa Francisco hizo ‘venerable’

Foto: elheraldo.co

Este jueves, 15 de febrero, la Santa Sede informó que el Papa Francisco aprobó el decreto que reconoce las virtudes heroicas de la religiosa colombiana María Berenice Duque Hencker, fundadora de la Congregación de las Hermanitas de la Anunciación en Medellín (Colombia).

La aprobación de las virtudes heroicas supone que la sierva de Dios vivió en grado heroico la fe, la esperanza y la caridad. De esta manera la causa queda a la espera de un milagro para la beatificación.

La Madre Berenice nació en Salamina, departamento de Caldas, el 14 de agosto de 1898. Fue la mayor de 18 hermanos, entre los cuales hubo otras tres religiosas y un sacerdote.

En 1917, a los 19 años de edad, ingresó a la Congregación de las Hermanas Dominicas de la Presentación donde hizo sus votos perpetuos en 1925. Allí sirvió como maestra de escuela y maestra de novicias, entre otros encargos.

Después de un proceso de discernimiento, acompañada del entonces Arzobispo de Medellín, Mons. Joaquín García Benítez, y de la superiora de la congregación a la que pertenecía, el 14 de mayo de 1943 fundó las Hermanitas de la Anunciación.

La Madre Berenice se caracterizó por “un intenso amor al Corazón Eucarístico de Jesús y María en el Misterio de la Anunciación”. Solía decir que “tan grandes son los pobres a los ojos de Dios que Jesús se encarnó especialmente por ellos”.

Las Hermanitas de la Anunciación están presentes en Colombia, Venezuela, Ecuador, Panamá, Uruguay, Perú, Nicaragua, Bolivia, España, Italia, Costa de Marfil, México, Estados Unidos y Filipinas

“El pueblo, sujeto social del cambio”: Mons. Mario del Valle Moronta

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Venezuela, Mario del Valle Moronta, aseguró que el pueblo es el “sujeto social del cambio” y que es quien debe asumir el protagonismo para que las fuerzas vivas estén de su lado.

Mons. Moronta estuvo en días pasados presidiendo en Cúcuta la Eucaristía de las exequias del padre Nepomuceno Pinzón Niño, natural de Santander, Colombia, quien prestó durante muchos años su servicio pastoral en Venezuela.  En la parroquia San Luis Gongaza, Monseñor concedió una entrevista al Periódico La Verdad, expresando cuál ha sido el papel de la Iglesia en medio de esta crisis política por la que atraviesa Venezuela.

El Obispo de San Cristóbal también destaca la ayuda que ha recibido su país, gracias a la generosidad de la Diócesis de Cúcuta y sus fieles.

Entrevista

Periódico La Verdad (PLV): Venezuela está buscando una salida a la crisis; el pasado 23 de enero Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino de Venezuela, y está llamando a un cambio y muchos países latinoamericanos y europeos lo reconocen como tal. ¿Cree que es momento de la reconstrucción de Venezuela?

Mons.: Creo que desde hace varios años el pueblo de Venezuela está pidiendo un cambio de tipo social, político e incluso económico y el 23 de enero se demostró algo bien interesante, fue el pueblo el que decidió salir porque ya está cansado de tanta hambre, de tanta miseria y opresión.  Se evidenció que el pueblo es el verdadero sujeto social de un cambio; yo creo que este es un momento necesario y debe ser acompañado por todos los factores, aunque lamentablemente siempre hay dentro de estos factores, lo político, social y económico que quieren “pescar en río revuelto”, pero por eso la Iglesia en los últimos mensajes de la Conferencia Episcopal (venezolana) y en cada una de las Diócesis y circunscripciones ha insistido en que es el pueblo el que tiene que ser escuchado y que las fuerzas vivas deben estar con el pueblo y para el pueblo porque pertenece al mismo y están al servicio de él.

 

PLV: ¿La Iglesia cómo ve el liderazgo que ha asumido Guaidó?

Mons.: Más que el liderazgo de Guaidó, creo que vemos un liderazgo positivo es en el pueblo; eso no significa que le quitemos méritos a Guaidó y a otras tantas personas, pero yo creo que hay que insistir en que si hay un elemento positivo, es el deseo de asumir el protagonismo por parte del pueblo.

PLV: A comienzo de año sostuvieron una reunión el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó y miembros de la Conferencia Episcopal Venezolana por el  rescate y la reconstrucción de una mejor Venezuela.  En este momento, ¿cuál es el papel de la Iglesia en medio de la crisis política?

Mons.: La Iglesia siempre ha tendido puente y como ya lo hemos dicho, no está para construir  muros.  Estamos dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para que primero haya una transición, o lo que se vaya a dar en Venezuela, pero que sea en beneficio del pueblo, con justicia y con mucha paz.

 

PLV: ¿Cómo articular a la comunidad internacional, a la Iglesia católica y al pueblo venezolano para resurgir de esta crisis?

Mons.: Primero que nada, la comunidad internacional tiene que respetar todo lo que es la soberanía nacional; en segundo lugar, mostrar que su verdadero interés es el bien común, no los frutos que puedan sacar de una posible reconstrucción; en tercer lugar, que se renuncien a los intereses particulares.  Hay muchos países, sobre todo en Europa, que quieren un cambio en Venezuela, pero tienen también muchos intereses en acciones que hace el gobierno de Maduro.

 

PLV: ¿Qué está haciendo propiamente la Iglesia para atender la crisis humanitaria?  ¿Tienen puntos de atención de algún tipo? ¿Qué servicios prestan?

Mons.: Hay tres cosas qué destacar:

  1. Precisamente como la Iglesia está con el pueblo, con los pobres, ha ido realizando acciones concretas en cada Diócesis, desde las parroquias realizamos miles de acciones. Esto, con el interés que la gente pueda obtener una mejor calidad de vida.
  2. La Iglesia está promoviendo con diversas comunidades no sólo acciones, sino una toma de consciencia sobre qué necesidades hay y cómo mejorar la situación; también apoyar a los líderes sociales, que apuntan al desarrollo integral del país.
  3. Yo creo que una de las cosas que ha maravillado al mundo es la comunión que ha existido entre las diversas Iglesias de América Latina, particularmente, la de Colombia en Cúcuta, que ha apoyado la Iglesia de Venezuela, con el fin de que la gente pueda adquirir una mejor calidad de vida y todo aquello que sea necesario. Lo cual demuestra algo que el Papa Francisco hace dos o tres años dijo: “La Iglesia no tiene fronteras porque es la madre de todo”, creo que esto es más que nada, un signo que le da garantía a muchas personas.  En este momento contamos con comedores y algunos puntos de atención.

PLV: ¿Cómo se sostienen estos puntos de atención?

Mons.: Con la generosidad de la misma gente.  Primero, agradecimiento fraterno a la Iglesia de Cúcuta, a su pastor (Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid), sacerdotes y laicos; no sólo por las Casas de Paso, sino por la atención digna.  Hemos recibido alimentos para ser distribuidos en Venezuela.  Esta iniciativa de la  Diócesis de Cúcuta, es un claro ejemplo de lo que  la Iglesia Universal nos enseña, su razón de ser.  Hemos organizado centros de atención a lo largo de toda la Diócesis de San Cristóbal, en algunas partes son comedores, también hay centros de atención e información, para la gente que ha sufrido abusos de las mafias.

PLV: ¿Qué mensaje le daría al presidente Nicolás Maduro?

Mons.: Que abra los ojos, los oídos, para que le dejen ver y escuchar el clamor de un pueblo que  quiere paz y equidad.

PLV: Un mensaje para el pueblo venezolano

Mons.: Junto con la Iglesia y mucha gente, el pueblo de Venezuela es el que puede y debe realizar los cambios porque es el sujeto social.

El Papa continúa su catequesis del Padrenuestro en la Audiencia General

Foto: es.zenit.org

Este miércoles 13 de febrero, el Papa Francisco en la Audiencia General de cada semana, siguió con la catequesis sobre el Padrenuestro para “aprender a rezar cada vez mejor. La verdadera oración es la que se realiza en el secreto del corazón; es un diálogo silencioso, como un cruce de miradas entre dos personas que se aman: Dios y el hombre”, afirmó el Santo Padre.

El Papa Francisco explicó cómo Jesús nos enseña a rezar con el “tú”, y no con el “yo”; porque la oración cristiana es confidencial pero también es diálogo. “En la oración del Padrenuestro decimos: “Sea santificado tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad”. Y en la segunda parte pasa al “nosotros”: “danos el pan de cada día, perdona nuestras deudas, no nos dejes caer en la tentación, líbranos del mal”. La oración cristiana no es individualista, sino que es un diálogo con Dios, desde y con la comunidad de hermanos y hermanas”.

Concluyendo la catequesis el Pontífice quiso plasmar esta enseñanza en los corazones y llamó a hacernos una pregunta: “¿Cuándo rezo, me abro al grito de tantas personas cercanas y lejanas? ¿O pienso en la oración como en una especie de anestesia para poder estar más tranquilo?”. Y tras hacer presente que “ese nosotros que Jesús nos enseñó”, nos hace sentir responsables de nuestros hermanos y hermanas, aseguró: “Santos y pecadores, somos todos hermanos amados por el mismo Padre”.

Papa Francisco ofrece su intención de febrero por las víctimas de la trata de personas

La Santa Sede ha publicado el video-mensaje del Papa Francisco y su intención de oración para el mes de febrero.  El Santo Padre pide orar por la acogida generosa de las víctimas de la trata de personas, de la prostitución forzada y de la violencia.

El Papa Francisco asegura que “aunque tratemos de ignorarlo, la esclavitud no es algo de otros tiempos”.  Y que ante esta “trágica realidad, no podemos lavarnos las manos si no queremos ser, de alguna manera, cómplices de estos crímenes contra la humanidad”.

“El pueblo venezolano ha despertado”: Iglesia católica venezolana

Foto: noticiero52.com

A través de un comunicado publicado este lunes 4 de febrero por la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), la Iglesia católica se manifiesta ante el contexto político que vive su país, la cual definen como “una dolorosa situación de injusticia y sufrimiento por la carencia de lo necesario para una vida digna y productiva, y la indefensión ante la justicia”.

Los miembros de las presidencias de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), de la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Venezuela (CONVER) y del Consejo Nacional de laicos de Venezuela (CNL), firmaron este comunicado conjunto para presentar su preocupación y promover la defensa de los Derechos Humanos.

El manifiesto es firmado por Monseñor José Luis Azuaje Ayala, Arzobispo de Maracaibo y presidente de la CEV; Pbro. Francisco Méndez, SDB, presidente de CONVER; Doctora María Helena Febres-Cordero Briceño, presidente del CNL.

Expresan que la Iglesia católica siempre ha estado comprometida a acompañar y auxiliar a la población más afectada y apoyan una ruta de transición hacia un proceso electoral.

“El pueblo Venezolano ha despertado, está en la calle porque anhela un cambio en el rumbo político y democrático del país”,  afirman en uno de los 11 puntos plasmados en este comunicado conjunto.

Finalmente hacen una invitación a todo el pueblo venezolano, para sumarse a la Sagrada Eucaristía el próximo domingo 10 de febrero en cada una de sus parroquias y comunidades, y juntos pedir al Señor por la paz, la libertad, la reconciliación y la salud espiritual y corporal.

Descargue el comunicado aquí.

Papa Francisco protagoniza histórico encuentro en Emiratos Árabes

Foto: vaticannews.va

Su Santidad, el Papa Francisco, llegó este lunes 4 de febrero a Emiratos Árabes Unidos, donde fue recibido por  el Príncipe Heredero, el Jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan, en el Palacio Presidencial de Abu Dhabi, donde tuvo lugar una ceremonia de bienvenida.

El Papa le regaló al Príncipe un medallón de bronce que representa el encuentro de San Francisco con el Sultán Al-Malik al-Kamil, que tuvo lugar en el año 1219, episodio narrado en el capítulo 9 de la “Legenda Maior” (la biografía de Francisco de Asís).

Precisamente, ochocientos años después del encuentro entre Francisco de Asís y el Sultán Al-Kamil Muhammad al-Malik, el Papa que lleva el nombre del santo de Asís se presenta a los musulmanes como un “creyente sediento de paz”.

Por otra parte, el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmed Muhammad Ahmed Al-Tayyib, institución de referencia del mundo musulmán suní con sede en la ciudad de El Cairo, firmaron una histórica declaración conjunta en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), en la que rechazan toda violencia en nombre de la religión.

Hoy el Papa Francisco firma un documento en el que no sólo se rechaza enérgicamente cualquier justificación de la violencia cometida en nombre de Dios, sino que se hacen declaraciones importantes y vinculantes sobre el Islam y ciertas interpretaciones del mismo. Existe un compromiso por parte de las palabras relativas al respeto de los creyentes de diferentes religiones, la condena de toda discriminación, la necesidad de proteger todos los lugares de culto y el derecho a la libertad religiosa, así como el reconocimiento de los derechos de la mujer.

Por Colombia y Venezuela pide el Papa Francisco

 

Imagen: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Este domingo 27 de enero, después del rezo del Ángelus en el Hogar El Buen Samaritano de Panamá, en la clausura de la Jornada Mundial de la Juventud, el Papa Francisco hizo un pedido de paz para Colombia y expresó su preocupación por el derramamiento de sangre en Venezuela.

El papa recordó uno a uno a los jóvenes alumnos de la principal escuela de policía del país que fueron, leyó sus nombres y los llamó “testimonios de voluntad de paz”, que fueron “asesinados por el odio terrorista”.

Por otra parte, reclamó una “solución justa y pacífica” ante la “grave situación” que enfrenta Venezuela, a raíz del creciente rechazo internacional al gobierno de Nicolás Maduro y la autoproclamación del jefe del Parlamento como presidente interino.

Pido que se “busque y se logre una solución justa y pacífica para superar la crisis, respetando los derechos humanos y deseando exclusivamente el bien de todos los venezolanos”.

A disposición todos los mensajes del Santo Padre en la JMJ 2019

Imagen: aciprensa.com

El portal web católico ACI Prensa, reunió todos los mensajes que el Papa Francisco compartió en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2019 en un ‘e-book’ (libro digital).

Francisco en Panamá es el ‘e-book’ que los cibernautas podrán descargar en PDF y acceder a todas las homilías, oraciones, discursos y mensajes improvisados que el Papa Francisco pronunció en la JMJ.

Descargue PDF aquí.

Mensaje oficial para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2019

La 53 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, se celebrará el domingo 2 de junio y este jueves 24 de enero, el Vaticano hizo público el mensaje oficial del Papa Francisco para esta celebración, en el cual, el Santo Padre advierte del riesgo del internet y las redes sociales.

El Papa realiza una reflexión sobre el fundamento y la importancia de “nuestro estar-en-relación; y a redescubrir, en la vastedad de los desafíos del contexto comunicativo actual, el deseo del hombre que no quiere permanecer en su propia soledad”.

El papa Francisco propone una red hecha no para atrapar, sino para liberar, “para custodiar una comunión de personas libres. La Iglesia misma es una red tejida por la comunión eucarística, en la que la unión no se funda sobre los “like” sino sobre la verdad, sobre el “amén” con el que cada uno se adhiere al Cuerpo de Cristo acogiendo a los demás”.

Lea el mensaje completo aquí.

El Papa Francisco desde Panamá reza por Venezuela

Foto: infobae.com

Desde Panamá, donde se desarrolla la Jornada Mundial de la Juventud, el Papa Francisco está al tanto de los hechos que ocurren en Venezuela.

El Sumo Pontífice reza por las víctimas y por todos los venezolanos, así mismo, la Santa Sede apoya todos los esfuerzos de Venezuela por evitar más sufrimiento.

Por su parte, los Obispos de Venezuela, declararon al 23 de enero, como una fecha histórica y de esperanza para su país.

Antes de las marchas del miércoles 23 de enero, la Conferencia Episcopal Venezolana había dado a conocer a través de un comunicado que estas manifestaciones convocadas por la Asamblea Nacional constituyen un “signo de esperanza” para lograr “cambios necesarios” en el desarrollo integral de la población venezolana.

23 de enero, una fecha histórica

El 23 de enero de 1958, recuerdan los Obispos en el comunicado, que es una fecha histórica para todos los venezolanos. “Es un signo inspirador del triunfo de la racionalidad social ante el abuso del poder; de la unidad del pueblo que se hallaba débil ante la desarticulación de un régimen de atropellos, de corrupción y de represión que encubría dentro de sí todos los males que un gobierno autoritario puede tener”. Hoy nos encontramos nuevamente con otro 23 de enero, a los 61 años de aquel acontecimiento que fue significativo en la lucha de la civilidad ante la barbarie, precisan los Obispos. Lo hacemos siendo conscientes del sufrimiento al que ha sido sometido el pueblo venezolano por la acción gubernamental, y hoy “vive una situación dramática y de extrema gravedad por el deterioro del respeto a sus derechos y de su calidad de vida, sumido en una creciente pobreza y sin tener a quien acudir”.