Obispo Castrense consagra capilla en Cúcuta

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

En la mañana de este martes 19 de noviembre, el Obispo de la Diócesis Castrense de Colombia, Monseñor Fabio Suescún Mutis, presidió la Sagrada Eucaristía en la consagración del Altar, bendición del Sagrario y dedicación de la capilla Sangre de Cristo en Cúcuta.

La capilla está ubicada en las instalaciones del Comando de la Policía Metropolitana Regional No. 5; en la celebración participaron los funcionarios, altos mandos y demás uniformados de la Policía Nacional, sacerdotes de la Diócesis de Cúcuta, del Obispado Castrense y feligreses.

Ver Galería.

Embajadora de EEUU ante la ONU, de cara con la realidad en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

La embajadora y Representante Permanente de los Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kelly Craft,  se reunió este lunes 18 de noviembre en Bogotá con la Viceministra y Canciller encargada, Adriana Mejía para analizar la implementación de la política de “Paz con Legalidad”, avalada por el Consejo de Seguridad y por el Secretario General de las Naciones Unidas.

Esta política tiene como objetivo transformar los territorios, con una visión de largo plazo, focalizada en los derechos de las víctimas y apoyar a quienes se mantengan apegados a la legalidad.  Así mismo, se evaluó cuáles acciones podrían tomarse desde la ONU entorno a la crisis que proviene de Venezuela y genera múltiples problemáticas en Colombia.

Por esto, la Embajadora Craft, incluyó en su paso por Colombia, una visita a Cúcuta y arribó hoy martes a la frontera para conocer de primera mano la situación migratoria y humanitaria que se vive y las acciones que se adelantan para mitigar estos flagelos.

A la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ de la Diócesis de Cúcuta llegó la diplomática, acompañada por el embajador de Colombia ante la ONU, Guillermo Roque Fernández de Soto Valderrama, quienes fueron recibidos por el padre David Caña, coordinador de la Casa de Paso, que se encargó de guiarlos en su recorrido y relatarles cuál ha sido el proceso vivido para que al día de hoy se hayan entregado más de 3 millones de raciones de alimentos a los hermanos venezolanos y retornados colombianos.

El embajador de Colombia afirmó que el propósito de su presencia y la de Kelly es la de “mirar de qué otra manera las Naciones Unidas pueden ayudar a esta tragedia; es muy impactante”.  Habló sobre su profunda admiración por las instituciones colombianas que han sido solidarias en esta crisis, así como también anhela que crezca la ayuda brindada por las instituciones internacionales, “ejemplo de ello, la labor significativa de Acnur, la OIM y Unicef”, señaló.

Roque Fernández fue enfático en que se necesitan más recursos; de esta manera, él y la embajadora de EEUU llevarán un mensaje concreto ante la ONU, luego de este “encuentro con la realidad”.

Ver Galería.

Resumen Asamblea Diocesana: Jesús es el centro de la vida y misión de la Iglesia

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El pasado lunes 4 de noviembre, todos los bautizados de la Diócesis de Cúcuta, se dieron cita en la gran Asamblea Diocesana, evento donde se da a conocer el plan pastoral proyectado para el año entrante y el resumen de lo que se trabajó durante el 2019.

Para iniciar la jornada, los sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosos (as) y laicos de esta Iglesia particular, participaron de la Sagrada Eucaristía en la parroquia San Judas Tadeo de Villa del Rosario; celebración presidida por el Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, quien describió aquel momento como un “encuentro personal con Jesús, con su Palabra (…) Dejémonos evangelizar, interrogar y animar por el Señor que viene a encontrarnos”.

Monseñor resaltó que el plan pastoral de la Diócesis es un “regalo de Dios” y “una forma ordenada de evangelizar, a través de una propuesta pastoral que con gran esfuerzo cada uno de ustedes pretende poner a Cristo en el corazón y en la vida de la Iglesia”.

Elemento central: Jesucristo

El Obispo comprende que llevar el anuncio salvador a los hombres y mujeres en el actual contexto cultural y social es “muy complejo”, pero enseña que “la fe no nos aísla, no podemos vivir de espalda a tantas historias. Partimos de un análisis de la realidad que debemos revisar y fortalecer constantemente”.  Tal como lo dice San Pablo: “Cristo es el origen, la guía y la meta del universo”, esa es la tarea, el empeño que todos los fieles deben asumir.

Revisión del plan

El desarrollo de la Asamblea Diocesana se llevó a cabo en la Casa Beato Padre Luis Variara, ubicada en Villa del Rosario, donde las distintas comisiones (pastorales, movimientos religiosos) ubicaron un stand dando a conocer cómo han adelantado su trabajo pastoral y evangelizador desde sus áreas.

Monseñor Víctor Manuel dio inicio a su charla, revisando el plan pastoral que nació en 1993 y a la fecha ha dado muchos frutos, como lo son: 200.000 personas entre agentes de pastoral, grupos de pastoral, catequistas, ministros extraordinarios de la comunión, acólitos del altar, líderes, etc. “Eso no lo tiene ninguna Diócesis de Colombia”, afirma el Obispo, “Cúcuta es una Iglesia Viva”.

En estos años se ha vivido una transformación pastoral y de evangelización en Cúcuta; para la Asamblea se pidió la asistencia de 5 personas por parroquia y los asistentes este día llegaron a 1.300 aproximadamente, lo cual demuestra la importancia que ha tenido todo este proceso renovador y el anuncio a Jesucristo en el 2019 se ha hecho de manera clara.

El plan no sólo está en Cúcuta; 28 Diócesis en Colombia de una forma directa trabajan con este plan, con este modelo y los Obispos quieren actualizarlo y  fortalecerlo, así lo dio a conocer Monseñor, quien también señaló que se han querido re-formular algunos elementos, poner unos acentos, subrayar otros elementos como es la misión, “todavía estamos modo misión, gran trabajo en la zona rural y urbana, poniendo a Jesucristo en el anuncio”.  Por otra parte, Cúcuta tiene realidad particular frente a otras Iglesias: la gran cantidad de niños y jóvenes, “ahí hay uno de los acentos que debemos nosotros poner y fortalecer el proceso evangelizador”.

Tres insistencias

  1. Jesucristo es el centro
  2. Vivir la misión
  3. Fortalecer comunidades, grupos, vida litúrgica y caridad

“El proceso va en marcha, estamos en un momento particular, nos queda pendiente la elaboración de materiales con estas nuevas líneas del plan de evangelización de la Iglesia Diocesana.  En Colombia hay otro proceso que se llama SINE (Sistema Integral de Nueva Evangelización) y lo tienen 48 Diócesis y queremos que los dos modelos funcionen”.  Explicó Monseñor Víctor Manuel.

Proyección 2020

Al finalizar la Asamblea se presentó el año pastoral 2020 y los lemas que van a guiar a los fieles en cada uno de los meses.  El 2020 será el Año de la Palabra, ya que se cumple el 1.600 aniversario de la muerte de San Jerónimo, el gran traductor de la Biblia, por lo que será la ocasión para colocar la Palabra de Dios en el centro de la vida y de la misión de la Iglesia.

El compromiso de la Diócesis de Cúcuta es fortalecer cada uno de los procesos; apoyar las comunidades eclesiales misioneras, para seguir con la perspectiva evangelizadora y misionera.

Ver Galería.

Papa Francisco le concede el título de Basílica Menor al Santuario Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, Kacika de Cúcuta, parroquia San Luis Gonzaga

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Este miércoles 30 de octubre, el Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, anunció en una rueda de prensa citada en la parroquia San Luis Gonzaga, que Su Santidad el Papa Francisco ha elevado este Templo a Basílica Menor.

Más conocido como el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, ‘La Kacika de Cúcuta’, ahora es la primera Basílica en Norte de Santander.  “Es una noticia muy alegre, con la que el Papa Francisco honra a esta parroquia, a sus fieles y a Cúcuta”, expresó el Obispo.

Monseñor Víctor Manuel recibió el Breve a través del cual, la Congregación para el Culto Divino y las Disciplina de los Sacramentos, informa que el Papa Francisco ha concedido el “Título y la Dignidad de Basílica Menor con todos los derechos y concesiones litúrgicas que están establecidos en los ritos”.

Según el documento, firmado por el Prefecto Cardenal Robert Sarah y el Arzobispo Arturo Roche, Secretario de la Congregación, la solicitud fue hecha por Monseñor Víctor Manuel desde el 19 de octubre de 2015 y finalmente aprobada el 7 de octubre de 2019, día de la conmemoración de la Santísima Virgen del Rosario.

Monseñor manifiesta que “este lugar es un faro espiritual para Cúcuta; un faro de fe para el nororiente del país y para una parte de Venezuela, porque de aquí nació la devoción a la ‘Chinita’, a la Santa María Virgen de Chiquinquirá, la cual llevaron a San Cristóbal y regiones cercanas”.

También afirmó que en este día se hace el anuncio oficial, pero que la noticia “merece una gran fiesta con Obispos invitados y el Nuncio Apostólico del Papa Francisco en Colombia”.

El Obispo de esta Iglesia particular recalca que el Papa Francisco ha tenido con esta porción del pueblo de Dios un “signo de amor” y de “privilegios” que próximamente dará a conocer, pero adelantó que se tratan de regalos espirituales.  Por ahora, asumió el reto junto al clero diocesano de “trabajar aún más”, ya que se van aumentar las confesiones de los feligreses; la Basílica es un lugar desde donde se ora por el Sumo Pontífice y se difunde su magisterio; se van a celebrar cada año solemnemente las fiestas de: La Cátedra de San Pedro (22 de febrero), Los Santos Apóstoles (29 de junio), Santa María Virgen (22 de abril) y Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá (9 de julio).

“Siempre vamos a tener gracias, vamos a ganar indulgencias. Démosle gracias a Dios y recemos por el Papa Francisco. ¡Enhorabuena! Tenemos Basílica”, concluyó Monseñor.

De ahora en adelante, van a aparecer en el Templo dos signos: la ‘umbrela’, que es una sombrilla y el ‘tintinábulo’, una especie de campanario.  El significado de estos objetos es la protección y el llamado a escuchar la Palabra,  además de señalar que este lugar es una Basílica, por lo que deben ser llevados también a las procesiones.

¿Cuál es la importancia de una Basílica?

Basílica quiere decir “casa del rey”. En la antigüedad en Roma existían grandes edificios donde se impartía justicia y allí cabían gran cantidad de personas.  Mientras tanto, los cristianos celebraban la misa en casas de familias, puesto que no había Templos.  Con el paso del tiempo necesitaron espacios más grandes para la Eucaristía, sobre todo en Roma y se usaron esas Basílicas.

Los Papas empezaron a defender esas grandes obras arquitectónicas, por su belleza e importancia espiritual, por lo que se asignaron los títulos de Basílicas Mayores o Papales y se encuentran en Roma: Basílica de San Pedro, Basílica de Santa María la Mayor, Basílica de San Pablo de Extramuros y Basílica de San Juan de Letrán.

Por otra parte, nacen las Basílicas Menores, título otorgado en su mayoría a santuarios y catedrales, por la gran afluencia de fieles y porque son Templos donde se custodian reliquias sagradas.

En el mundo hay pocas Basílicas Menores, más de 1.500 y en Colombia no más de 40.  Y por ahora, sólo una en el departamento de Norte de Santander: Basílica Menor Santuario Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, Kacika de Cúcuta, parroquia San Luis Gonzaga.

Ver Galería.

Adveniat de cara con la crisis migratoria en Cúcuta

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

En el mes de octubre estuvo de visita en la ciudad de Cúcuta una comitiva europea, encabezada por Monika Lauer, responsable del departamento de proyectos en Colombia de Adveniat.

Adveniat es el programa de la Conferencia Episcopal Alemana que apoya y financia proyectos pastorales en América Latina y el Caribe.

Junto a Lauer, llegaron periodistas de distintos medios de comunicación europeos, tanto católicos como seculares, con el fin de observar de primera mano la crisis migratoria que atraviesa la frontera colombo-venezolana.

La visita fue recibida por el Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, quien los acompañó en los recorridos por el puente Internacional Simón Bolívar, que comunica a Villa del Rosario (Norte de Santander, Colombia) con San Antonio del Táchira (Venezuela), allí fueron testigos de las miles de personas que a diario cruzan la frontera, se calcula que son unas 50.000.

Así mismo, continuaron con la observación de este fenómeno, pero esta vez desde algunas de las trochas, por las cuales también pasan miles de venezolanos y colombianos a diario.

Por su parte, Monseñor Víctor Manuel, les dio a conocer las acciones pastorales y sociales que adelanta la Diócesis de Cúcuta desde que estalló esta crisis; han sido cuatro años donde se ha atendido con caridad a través de comedores, atención al migrante en salud, servicios jurídicos y el cuidado de sus hijos.  Por esto, estuvieron conociendo la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ en La Parada, donde a diario se entregan más de 4.500 raciones; la Casa Beato Padre Luis Variara en Villa del Rosario, en la que próximamente y gracias a la ayuda de Adveniat, funcionará como centro de formación; los barrios La Ilusión y El Talento, por el anillo vial, donde hay un número alto de venezolanos; y finalmente, el Centro de Ayuda Humanitaria Infantil ‘La Niña María’, que funciona en las instalaciones de la Fundación Autónoma Asilo Andresen, allí reciben a los niños hijos de padres venezolanos y colombianos retornados, que dependen económicamente de la informalidad y les queda difícil cuidar de los niños durante el día.

Este grupo de europeos pudo constatar la verdad sobre el flagelo que se desprende de la situación política, social y económica de Venezuela y que afecta directamente a los países latinoamericanos, en especial a Colombia. De tal forma, que Adveniat, reconocido por apoyar al trabajo conjunto de la Iglesia Universal, continuará ayudando a la Diócesis de Cúcuta en su afán por brindarle una vida digna al hermano migrante.

Ver Galería.

Diócesis de Cúcuta, campeón de la Copa de la Fe 2019

Fotos: cortesía

La Diócesis de Cúcuta alzó su primera Copa de la Fe; se coronó campeona de la VI versión de este certamen, el cual tuvo lugar en la ciudad mariana de Colombia, Chiquinquirá.

Del 7 al 11 de octubre, 651 sacerdotes colombianos, mexicanos y ecuatorianos, participaron del torneo de fútbol internacional que organiza la Conferencia Episcopal de Colombia, con el fin de ser ejemplo de comunión a través del deporte.

Los organizadores de la Copa de la Fe 2019 fueron los frailes dominicos de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.  Este tradicional municipio fue elegido como sede de la VI versión de este evento, después de analizar las solicitudes que hicieron los frailes y la Diócesis de Chiquinquirá, de ser la sede, ya que este año es el Centenario de la coronación de Nuestra Señora del Rosario, como Reina y Patrona de Colombia.

Durante el desarrollo de la Copa, se destacó la activa participación de autoridades civiles, militares y policía de la región, que garantizaron la tranquilidad de propios y visitantes.

Finalmente, el 11 de octubre, día de clausura, se jugó la gran final entre la Diócesis de Cúcuta y la Arquidiócesis de Quito (Ecuador), quedando en empate 4-4, por lo que el título se disputó desde el punto penal, donde el ‘triplemente glorioso clero diocesano’ marcó 5 goles frente a 4 de los sacerdotes ecuatorianos.

Premiación

Campeón: Diócesis de Cúcuta

Subcampeón: Arquidiócesis de Quito

Tercer puesto: Diócesis de Garzón (Huila)

Cuarto puesto: Diócesis de Sonsón-Rionegro (Antioquia)

Goleador: Padre Daniel Panoluisa (Arquidiócesis de Quito)

Valla menos vencida: Arquidiócesis de Medellín

Copa de la Paz, por su actitud fraterna: Diócesis de Espinal (Tolima)

Grupo de Cáritas Internationalis socializa en Cúcuta la crisis venezolana

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Desde el 30 de septiembre y hasta el de 2 de octubre se reunieron en Cúcuta, el grupo de trabajo que une a las Cáritas de Europa y Latinoamérica, que dan una respuesta de solidaridad ante la crisis venezolana.

Durante la primera jornada se presentó una resonancia de la realidad venezolana en la frontera colombo-venezolana, de igual forma, se socializó la atención que ha prestado América Latina.

Los Obispos de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, y, de San Cristóbal (Venezuela), Monseñor Mario del Valle Moronta, revelaron un análisis de la crisis desde el inicio y destacaron las obras que adelantan sus respectivas Diócesis, para mitigar las problemáticas que se desencadenan de la masiva migración.

También se analizó la respuesta solidaria de Perú, Brasil y Ecuador, los cuales realizaron una ponencia desde su perspectiva nacional y por último, se hizo un resumen de lo acordado en la reunión “Encuentro/Taller Inter-fronteras Pro Venezuela”, que habían tenido anteriormente en la ciudad de Bogotá en el mes de abril, para evaluar qué acciones se han cumplido.

En el hotel Casablanca de Cúcuta, cumplieron su agenda la directora humanitaria de Cáritas Internationalis, el referente regional en el Secretariado General, la representante de Catholic Relief Services (CRS – Servicios de Auxilio Católico), el coordinador regional del Secretariado Latinoamericano y del Caribe de Cáritas (SELACC), los representantes de: Cáritas Brasil y Cáritas Venezuela, además de los representantes de las pastorales sociales: Cáritas Chile, Cáritas Colombiana, Cáritas Ecuador y Cáritas Perú; asimismo, dos representantes de la comunidad Hermanas Scalabrinianas en Ecuador.

El padre Enán Humánez, subdirector del Secretariado Nacional de Pastoral Social – Cáritas Colombiana (SNPS/CC), contextualizó la situación migratoria en Colombia, explicando que aunque el país ha sido un sitio de acogida, también tiene problemas de inestabilidad económica, desastres naturales, corrupción y crisis en la democracia de otros países de la región que también afectan el propio.  De esta manera, afirma que el Secretariado Nacional de Pastoral Social propone construir un “Sistema de Política Migratoria Integral con Enfoque en Derechos Humanos y de Construcción de Paz”.

Por su parte, el Obispo de Cúcuta confirmó la necesidad de repensar las políticas migratorias “desde una visión humana y de desarrollo integral”. La Iglesia católica en Colombia es consciente de la creciente cultura del descarte y la cosificación; la pauperización e indigencia de migrantes; la naturalización de la discriminación; xenofobia y racismo; y los riesgos en salud pública.

También se evaluó la creación de estrategias conjuntas para seguir apoyando a la población migrante vulnerable.  Una de ellas es el funcionamiento de un banco de medicamentos para atender la población colombo-venezolana.  Monseñor Mario Moronta especificó que no sólo necesitan alimentos en su país, sino medicina, por lo que se habilitará este sitio en San Antonio del Táchira (Venezuela); “incluso este servicio estará disponible hasta para los mismos colombianos que lo requieran, no vamos a tener ninguna limitación ni tampoco ninguna exclusión”, afirmó Monseñor Moronta.  Estos medicamentos serán donaciones que recoge la Iglesia Católica, a través de Caritas de Venezuela, y serán apoyados por Cáritas Colombiana.

En este grupo de trabajo se permitió conocer la realidad social y política que se vive en el interior de Venezuela y la crisis humanitaria que ha desatado en distintos países; pero los proyectos que ha desplegado la Iglesia católica en estas regiones, para atender humanitariamente a la población vulnerable migrante, han permitido proteger sus derechos humanos y afianzar la cultura que propone el Papa Francisco de acoger, proteger, promover e integrar al migrante y el refugiado.

El primero de octubre, en un segundo encuentro, presentaron sus desafíos, logros y programas, Cáritas Alemania, Cáritas Francia, CRS, Cáritas Suiza (Luxemburgo), CORDAID (Organización Católica para la Ayuda de Ayuda y Desarrollo) y Cáritas España, además plantearon establecer más alianzas para seguir realizando acciones concretas en favor de la población vulnerable venezolana que ha emigrado.

En el último día del encuentro de Cáritas Internationalis, los visitantes se trasladaron al corregimiento La Parada, Villa del Rosario, con el objetivo de palpar la realidad migratoria, conociendo este paso fronterizo y la cantidad del flujo peatonal.

En la Casa de Paso ‘Divina Providencia’, compartieron con los migrantes venezolanos y colombianos retornados que allí reciben atención humanitaria por parte de la Diócesis de Cúcuta.  Se celebró la Sagrada Eucaristía y participaron como voluntarios, sirviendo los alimentos.

Ver Galería.

Custodios de Tierra Santa traen reliquia de San José a Cúcuta

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Este miércoles 27 y jueves 28 de septiembre, estuvieron en Cúcuta los padres Fray Aquilino Castillo, OFM de la Custodia y representante legal de Tierra Santa para España, y, Fray Jorge Taborda, OMF de la Custodia de la Tierra Santa en Colombia, quien trajeron una reliquia de San José, la cual reposará en el Templo madre de la Diócesis de Cúcuta, la Catedral San José.

Los frailes franciscanos han sido custodios de la Tierra Santa durante ocho siglos; en esta oportunidad llegaron a esta Iglesia particular, agradecidos por las bondades y el empeño de sus fieles por ayudar a los cristianos del Medio Oriente, en especial los de los Santos Lugares.

A su llegada a la capital nortesantandereana, los frailes estuvieron concelebrando la Santa Misa en la Catedral San José, con el Obispo de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid; allí se hizo entrega de un trozo de roca perteneciente a la casa de la Sagrada Familia en Jerusalén.  Monseñor la tomó y presentó ante los fieles esta reliquia, que de ahora en adelante será custodiada en la Catedral.

Ver Galería.

Diócesis de Cúcuta anuncia a Jesucristo en las periferias

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Atendiendo el llamado del Papa Francisco de ser una Iglesia universal que vive la misión, la Diócesis de Cúcuta emprendió del 23 al 26 de septiembre la Misión Rural 2019.

Sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas, agentes de pastoral, movimientos apostólicos y laicos de esta Iglesia particular, se trasladaron a la Vicaría Rural, para compartir la Palabra casa a casa, realizar encuentros entre las comunidades de las veredas y corregimientos de los municipios de Norte de Santander con el objetivo de animarlos a perseverar en la fe.

La Diócesis de Cúcuta ha seguido las reflexiones que el Papa Francisco ha hecho durante este año, el cual propuso para ser el año misionero extraordinario.  Así que, teniendo en cuenta sus enseñanzas, tales como: “si nosotros nos atrevemos a salir de nosotros mismos e ir a las periferias, allí encontraremos a Jesús”, se ha adquirido un gran compromiso misionero que involucra a toda esta porción del pueblo de Dios.

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de Cúcuta, también acompañó la Misión Rural; estuvo visitando los municipios de Lourdes, Sardinata, El Zulia y Gramalote, siendo ejemplo del empeño de cumplir con la labor de “llevar la Palabra de vida a los hermanos”, así lo recalcó durante sus homilías; una tarea pastoral y evangelizadora que se realiza con la alegría de anunciar a Jesucristo, porque en la Diócesis de Cúcuta “somos Bautizados y Enviados”.

Ver galería.

Casa de Paso vive la Semana Bíblica

La Diócesis de Cúcuta a través de la Animación Bíblica de la Pastoral, está viviendo la Semana Bíblica 2019, desde el domingo 22 y hasta el 29 de septiembre, se irradia la alegría del evangelio.

En la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ también se han llevado a cabo encuentros con los servidores y visitantes para socializar la Palabra del Señor; animados por el coordinador de este hogar, el padre José David Caña Pérez, se ha tenido una relación íntima con las Sagradas Escrituras.

Este martes 24 de septiembre, fueron donadas 60 biblias a los servidores, para poner en el centro de la evangelización, la Palabra; durante la jornada estuvieron acompañados por el padre Víctor Rojas, que es uno de los sacerdotes de la Diócesis de Cúcuta que adelanta sus estudios en Roma.