“No al terrorismo, no más sangre derramada”: Mons. Víctor Manuel Ochoa

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

La Diócesis de Cúcuta, ofreció este domingo 20 de enero, en la Catedral San José de Cúcuta, la Eucaristía por las víctimas del reciente atentado terrorista y el dolor de sus familiares.

En la Santa Misa, presidida por Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, hicieron presencia las autoridades policiales, militares, civiles y fieles de esta Iglesia particular, a quienes los une el dolor por las 21 vidas perdidas en el atentado ocurrido en la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional.

En la Catedral se oyó el clamor por la paz y la reconciliación de Colombia.  Monseñor Víctor manifestó en su homilía que en medio del dolor de la patria que embarga a los ciudadanos, invita a encontrar en la Palabra el consuelo y la esperanza.

“Manos violentas han destruido la vida y el futuro de 21 jóvenes, de 21 familias; (estos jóvenes) eran las esperanza de Colombia  y Ecuador”, expresó Monseñor y reiteró que como comunidad “nos duele ver salpicada en sangre la divisa de los policías, que dice Dios y Patria, duele ver cómo en Colombia seguimos perdiendo la cordura, cómo ignoramos la vocación a ser hermanos, a entender que la bandera de Colombia nos tiene que arropar a todos con paz, con progreso, con ley y con virtud”.

El Obispo de Cúcuta aseguró que la violencia no tiene futuro y se dirigió a los alzados en armas: “No al terrorismo, no más sangre derramada (…)  pensábamos que las armas callaban, pero antes de callar, han despertado con un terrorismo que nos toca y nos duele a todos”.

“No se construye poniendo bombas, no se construye segando la vida de jóvenes estudiantes (…) cómo y quién pudiera ayudarnos: Jesús”, afirmó Monseñor.

Escuche aquí la homilía completa de Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid

Casa de Paso afianza su compromiso con migrantes para este 2019

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

La Casa de Paso de la Diócesis de Cúcuta, retomó su servicio social con los hermanos venezolanos, después de un breve receso en Navidad, nuevamente está brindando almuerzos calientes a más de 3.500 migrantes.

El padre David Caña, coordinador de la Casa de Paso, se encuentra agradecido por las donaciones recibidas el pasado 20 de diciembre en la gran ‘Casatón’, convocatoria que logró recaudar 40 millones de pesos.

Este año, gozan de nuevas instalaciones, gracias también a la generosidad de Acnur (Agencia de la ONU para los Refugiados), que donó consultorios para el apoyo social (atención médica, psicología, procesos jurídicos, entre otros), baños y cocina. A propósito, uno de los objetivos del padre David es dejar de usar la leña e implementar sólo cocina a gas con 24 fogones, para poder preparar almuerzo para 4.000 o 5.000 personas a diario.

Por otra parte, para iniciar este nuevo año, en la Casa de Paso se vivió un retiro espiritual con los más de 400 servidores que día a día colaboran con la preparación, entrega de los alimentos y quehaceres de la Casa.  “Fue una experiencia de oración para encomendar a Dios la Casa de Paso y para que los servidores reciban del Señor amor para esparcir con la comunidad”, expresó el padre David Caña.

Con la adoración al Santísimo Sacramento de la Eucaristía, alabanzas y la celebración de la Santa Misa se afianzó el compromiso de la Casa Paso con los migrantes.

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, dentro de los personajes católicos del 2018

Al finalizar el 2018, el portal católico ACI Prensa, hace un recorrido mundial para identificar personajes católicos destacados por su labor y servicio durante el año.

Entre ellos, se encuentra Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis de Cúcuta en la frontera con Venezuela, por su generosa atención  de la Iglesia Católica a los migrantes que provienen del vecino país que huyen del régimen del presidente Nicolás Maduro.

En Cúcuta, ciudad fronteriza, la Diócesis de Cúcuta, por iniciativa de Monseñor Víctor Manuel ofrece diariamente a los migrantes en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ alimentos a más de 3000 personas, así como atención pastoral, espiritual y en salud a los que llegan a este lugar de caridad.

El trabajo, servicio, atención y preocupación de la Diócesis de Cúcuta, a través de Monseñor Víctor Manuel, lo ha ubicado como uno de los personajes del 2018. La caridad y el deseo de colocar a Cristo en el corazón de los más necesitados inspira esta obra que beneficia cada día a cientos de niños, mujeres embarazadas y adultos mayores que no se van de la Casa de Paso sin recibir un plato de comida y una atención en caridad.

Entre los personajes católicos de este año también se destacan: Monseñor Charles Scicluna, sacerdote salesiano; Ugo de Censi, sacerdote argentino; Leandro Bonnin; Asia Bibi; Monseñor Héctor Aguer; Grupo Alfarero y Fray Nelson Medina.

Feliz Navidad para 6.000 venezolanos en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’

Fotos: cortesía

En la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ de la Diócesis de Cúcuta se ofreció la fiesta de Navidad este domingo 23 de diciembre, con una ‘llanerada’ que se sirvió a 6.000 migrantes venezolanos.

Con esta celebración se clausura también las actividades en la Casa de Paso por este año; habrá un receso hasta mediados de enero del año entrante.

El padre David Caña, coordinador de la Casa, aseguró que fueron 1.200 kilos de carne los que se necesitaron para hacer este gran asado, donde además hubo música, animación y la colaboración de todos los servidores y movimientos apostólicos.

Por su parte, los niños también se fueron felices porque recibieron regalos de parte de Navidad.  La ESE Hospital Regional Norte de Tibú, donó 600 juguetes para los niños venezolanos.

La Casa de Paso ‘Divina Providencia’ cierra el 2018 con el total de 812.200 almuerzos servidos a los hermanos venezolanos.  Agradeciendo la generosidad de todos los que han contribuido con esta obra de caridad y esperando que en el año 2019 las raciones entregadas diarias sean 5.000.

Tres toneladas de alimento dona Nunciatura Apostólica a la Diócesis de Cúcuta

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El Nuncio Apostólico de su Santidad, el Papa Francisco, Monseñor Luis Mariano Montemayor, Arzobispo titular de Illici, arribó a la ciudad de Cúcuta desde este viernes 21 de diciembre, para conocer la situación de los migrantes venezolanos y evidenciar el apoyo de la Iglesia.

El día sábado 22 la cita fue en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ en el corregimiento La Parada, Villa del Rosario, donde se encontró con los Obispos de Cúcuta y San Cristóbal (Venezuela), Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid y Monseñor Mario del Valle Moronta, respectivamente; quienes lo ilustraron sobre la situación migratoria y lo acompañaron en su recorrido por la Casa.

Monseñor Luis Mariano entregó mercados a los servidores venezolanos de la Casa de Paso y les dio su bendición, asimismo ayudó en el servicio de los alimentos a la hora del almuerzo y conoció algunos casos de personas con enfermedades graves, que necesitan seguir contando con las atenciones médicas que hasta el momento han recibido.

De esta manera, el Nuncio aseguró que desde la Santa Sede seguirán trabajando para que no falten los recursos y reconoció el esfuerzo de muchas asociaciones católicas y agencias internacionales que han expresado su solidaridad y generosidad con esta obra de caridad.

El Obispo de San Cristóbal exaltó la actitud de la Iglesia en Cúcuta al ayudar al hermano venezolano: “es una bendición de Dios el poder tener un Obispo, unos sacerdotes y unos laicos que sin ningún interés están ayudando a tantos hombres y mujeres venezolanos”.

Por su parte, Monseñor Luis Mariano pidió a esta Iglesia particular que no se canse de perseverar, expresó que “el Santo Padre agradece de corazón el gran esfuerzo que están haciendo, agradece a Colombia por su política de puertas abiertas… somos todos pueblos hermanos y a mí como argentino me duele en el alma ver un pueblo latinoamericano tan abatido como el venezolano”.

Los prelados también se dirigieron al puente Internacional Simón Bolívar, junto con Víctor Bautista Olarte, director de Fronteras de Colombia, enviado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, quien también le amplió el panorama al Nuncio sobre la situación económica y social que está atravesando en este momento el país y afectando directamente a la frontera en Norte de Santander.

Allí mismo en Villa del Rosario, también se acercaron al Centro de Evangelización padre Luis Variara, donde Monseñor Luis Mariano entregó más mercados, que, sumados con los donados en la Casa de Paso, fueron tres toneladas de alimentos que dispuso la Nunciatura Apostólica para la Diócesis de Cúcuta.

La agenda del Nuncio continuará hasta mañana domingo; estará presente en la Sagrada Eucaristía a las 9:00 a.m. en la Catedral San José; visitará el Centro de Migraciones de la Diócesis de Cúcuta y el Hogar Casa de Nazareth de las Hermanas Misioneras de la Caridad, Santa Teresa de Calcuta, entre otros.  Finalmente, partirá al caer la tarde con destino a la ciudad de Bogotá.

Gran ‘Casatón’: La meta es entregar 5.000 almuerzos diarios

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Este miércoles 20 de diciembre, se llevó a cabo una jornada de solidaridad en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’, lugar donde la Diócesis de Cúcuta brinda alimento a miles de venezolanos a diario; para continuar con esta labor, se organizó la Gran ‘Casatón’, con el objetivo de recaudar ayudas para el sostenimiento de la Casa de Paso.

Se busca continuar brindando almuerzo y ampliar estas raciones ofrecidas; el padre José David Caña, coordinador de la Casa de Paso, manifestó que la meta es entregar en el 2019, 5.000 almuerzos diarios (actualmente se sirven aproximadamente 3.600).  Para esto se necesitan los aportes económicos, porque es necesario comprar unos predios aledaños para extender tanto la atención alimentaria, como médica.

Durante la mañana del miércoles se recibieron numerosos aportes de fieles, personas de buena voluntad y empresarios que se sumaron a esta obra de caridad.  Igualmente, aún se reciben ayudas en las respectivas modalidades (ver imagen).

Las donaciones empresariales o de personas naturales, son certificadas por la Diócesis de Cúcuta, para que se puedan obtener descuentos en las declaraciones de renta. ¿Cómo se hace? Donar a nombre de la Empresa con el Nit y las personas naturales identificadas con su número de cédula. Esta consignación se envía al correo: contabilidad@diocesisdecucuta.com para recibir el certificado.

El próximo domingo, 23 de diciembre, se ofrecerá la fiesta de navidad y despedida de fin de año para todas las personas que a diario llegan a la Casa de Paso.  El padre David informó que se ofrecerá una “llanerada”, para que almuercen 5.000 personas.  De esta manera, se finaliza el 2018, para retomar actividades nuevamente en la Casa, el 10 de enero de 2019.

Diócesis de Cúcuta y Tibú promueven encuentro productivo agroecológico

Por: Iván Camilo Vargas, especialista del Secretariado Nacional de Pastoral Social

Los días 6 y 7 de diciembre de 2018, en el municipio de Tibú, se llevó a cabo el Encuentro Productivo Agroecológico La paz viene del campo, convocado por la Pastoral Social de las Diócesis de Tibú y Cúcuta y el Servicio Jesuita para los Refugiados (JRS), y contó con la participación de organizaciones productivas del Catatumbo, donde con sus respectivas asociaciones mostraron cada uno de sus diferentes productos en una  espacio de intercambio de saberes.

En la jornada de día y medio se trabajaron los temas de prácticas agroecológicas, conservación y uso de semillas nativas y valor agregado, en relación con la implementación de los Acuerdos de Paz y la construcción de la paz territorial. Así mismo, se realizó una reflexión en torno a la construcción de paz desde el campo, para afianzar la conciencia de que la economía campesina lícita, digna y rentable contribuye a la transformación de la realidad de la región. Las organizaciones tuvieron la oportunidad de exponer sus productos en una feria y de realizar acuerdos de comercialización entre ellas.

En el conversatorio sobre prácticas agroecológicas se contó con la ponencia de la instructora e investigadora del SENA Marlin Consuelo Corzo, quien habló sobre la importancia de los microorganismos eficientes, compostajes orgánicos, la conformación de los suelos y qué son suelos enfermos, abriendo el debate en torno a la recuperación de los suelos degradados por los cultivos de coca, los agrotóxicos y los monocultivos que afectan la calidad de los suelos y las fuentes hídricas. Así mismo, participaron como panelistas tres miembros de la vereda Puerto Palmas, del municipio de Tibú, quienes desarrollan una experiencia de recuperación de suelos a través de abonos orgánicos.

En el segundo panel, dirigido al tema de semillas nativas, contó con la participación de la ingeniera Elizabeth Rochel Ortega, investigadora de AGROSAVIA, quien realizó una presentación sobre los bancos de germoplasma y su aporte para la recuperación de semillas y variedades nativas, especialmente en el cacao. Como invitados al panel estuvieron representantes de asociaciones productivas de Campo Dos y San Martín de Loba.

El panel dirigido al tema de valor agregado y cadenas de valor se dividió en dos sesiones. La primera con participación de campesinos de organizaciones que han afianzado prácticas y habilidades para generación de valor agregado a sus productos. Se contó con experiencias de transformación de cacao en Pacelli, transformación de productos medicinales y de aseo y generación de abonos orgánicos en Campo Dos, los procesos de empaque y generación de marca para la comercialización de fríjol en el corregimiento de La Curva, y la transformación de uva y mora en la vereda Siberia del municipio de Herrán.

La segunda sesión sobre valor agregado estuvo a cargo de representantes de instituciones y empresa privada, para visibilizar la importancia de la generación de valor para la comercialización y el aumento de los ingresos de las familias campesinas de la región. Se contó con el ingeniero Vladimir Cavieles, del Instituto Colombia Agropecuario ICA, Gerson Villamizar, presidente de ASOJUNTAS de Pacelli quien presentó la Red Adelco y la consultora experta en temas de transformación, Sandra Gamboa. Allí se abordó la importancia de la innovación y la diversificación de la producción para acceder a nuevos mercados, la certificación de las granjas y las buenas prácticas para promover la cultura de la eficiencia y calidad y la creación de redes de comercialización para asegurar la venta de los productos de la región.

Por último se desarrolló un espacio sobre los aportes de la economía campesina a la construcción de la paz en la región. La presentación principal estuvo a cargo de Iván Camilo Vargas, especialista del Secretariado Nacional de Pastoral Social, quien abordó el tema de la construcción de paz desde las prácticas locales  y la importancia de su visibilización para incidir en la política pública y la relación con los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial PDET y otros componentes de los Acuerdos de Paz. Como invitados estuvieron representantes de organizaciones productivas de Las Mercedes y de la cabecera municipal de Sardinata, quienes hablaron sobre sus experiencias de construcción de paz desde sus organizaciones y comunidades.

Gran ‘Casatón’ pro-fondos Casa de Paso ‘Divina Providencia’

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis de Cúcuta y quien hace más de un año tuvo la iniciativa de inaugurar la Casa de Paso ‘Divina Providencia’, hoy extiende la invitación a empresarios y ciudadanos en general a participar de la gran ‘Casatón’.

Este 20 de diciembre, en la Casa de Paso a partir de las 8:00 a.m. y hasta las 12 del mediodía, se desarrollará esta jornada llamada ‘Casatón’, con el objetivo de aunar esfuerzos y recaudar recursos económicos en favor de los hermanos venezolanos y los hermanos colombianos retornados de Venezuela.

En la Casa de Paso se brinda atención alimentaria, médica y espiritual a diario a más de 3.600 personas que cruzan la frontera.  Por esta razón, Monseñor Víctor Manuel invita a la comunidad a unirse a este gran esfuerzo: “vamos a dedicarnos a buscar recursos para sostener la Casa de Paso”.

Así mismo, el padre José David Caña Pérez, coordinador de la Casa de Paso ‘Divina Providencia’, asegura que con las ofrendas económicas, la Diócesis podrá continuar realizando estas obras de caridad.

Los aportes económicos se reciben en las parroquias, la curia diocesana o en la cuenta de ahorros:

Nombre o Razón Social: DIÓCESIS DE CÚCUTA

N° de identificación: Nit: 890500597-1

N° de Cuenta Bancolombia: 088 657 227 20 Cuenta de Ahorros BANCOLOMBIA

“No tengan miedo, están bajo el manto de la Madre”. Mons. Víctor Manuel Ochoa a los nuevos ordenados sacerdotes y diáconos

De izq. a der. Pbro. Alonso Rodríguez, Diác. Alonso Ibarra, Mons. Víctor Ochoa, Diác. Jesús García y Pbro. Jhainer Said Urbina. Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

En el marco de la celebración del día de la Emperatriz de América y Patrona de México, Nuestra Señora de Guadalupe, la Diócesis de Cúcuta celebró con la Sagrada Eucaristía la ordenación de cuatro nuevos ministros, dos presbíteros y dos diáconos.

Por imposición de manos y Oración Consecratoria de Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de Cúcuta, fueron ordenados presbíteros: Jesús Alonso Rodríguez Velosa y Jhainer Said Urbina García.  Además, dos nuevos diáconos: Luis Jesús García Velasco y Jesús Alonso Ibarra Montejo.

La Santa Misa se llevó a cabo este miércoles 12 de diciembre en las horas de la mañana, donde sacerdotes, diáconos, religiosas, religiosas, fieles laicos y familiares de los nuevos servidores del Señor, se hicieron presentes.

“Celebramos la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe y en este contexto con inmensa alegría nos congrega el sacerdocio de Cristo… Lo hacemos en una fiesta donde la Santísima Virgen María muestra su amor, el cuidado de Dios para los pueblos”, de esta manera, Monseñor Víctor Manuel Ochoa, dio inicio a la Eucaristía.

En su homilía, Monseñor Víctor, destacó tres principios: primero, Jesucristo es el centro de la celebración eucarística, es el evangelio viviente del Padre, es la buena noticia que transmite la Iglesia.  “Así como Cristo escogió a la Santísima Virgen, ha escogido a estos hermanos nuestros, para que sean sacramentos vivos en la historia del mundo, en nuestra historia eclesial. Hombres llamados por Dios en su designio amoroso”.  Refiriéndose a los nuevos presbíteros y diáconos.

“En este día y siempre nuestra atención debe centrarse en Jesucristo… Es quien se hace presente en la Palabra que escuchamos, en su Cuerpo y en su Sangre, se hace presente, así como en estos nuevos sacerdotes y diáconos”.  Monseñor aseguró que la consagración de los nuevos ministros servirá para que la comunidad miré atentamente a Jesús y le acepte, como el principio y el fin, como el alfa y el omega, “para que Él se haga presente como Pastor y guía”.

El segundo principio que enseña el Obispo de esta Iglesia particular, es que los servidores del Señor “somos ungidos como Cristo, marcados con el sello del Espíritu Santo”; y en tercer lugar, “serán sacerdotes para Cristo”, afirma Monseñor que el camino del presbítero y del diácono es un camino de discipulado, de aprendizaje.

Finalmente, concluye citando a san Juan Diego, quien el 12 de diciembre 1531, la Virgen María le dijo: “Oye y ten entendido, hijo mío el más pequeño, que es nada lo que te asusta y aflige. No se turbe tu corazón, no temas esa ni ninguna otra enfermedad o angustia. ¿Acaso no estoy aquí yo, que soy tu madre?…”, le dice Monseñor a los nuevos diáconos y sacerdotes que la Santísima Virgen les ofrece su protección, “no tengan miedo, están bajo el manto de la Madre”.