Fraternos encuentros en Roma

Foto: cortesía

El día de hoy, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis de Cúcuta, presenció la misa en Casa Santa Marta, la cual fue presidida por el Papa Francisco, quien hoy además, celebra su Audiencia General como cada miércoles.

Monseñor Víctor tuvo un encuentro allí con el Sumo Pontífice, y también se reunió en las horas de la mañana con dos sacerdotes de esta Iglesia Particular de Cúcuta en la ciudad de Roma, Italia, que están viviendo experiencias parroquiales.

El grato encuentro fue con los padres Daniel Bolívar y Víctor Rojas, quienes también adelantan estudios en Derecho Canónico y Teología Bíblica, respectivamente.

Encuentro en Roma de Obispo de Cúcuta con sacerdotes y seminaristas

Foto: cortesía

En su paso por Roma, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de esta Iglesia Particular que peregrina en la frontera colombo-venezolana, ha tenido un fraterno encuentro con los sacerdotes y seminaristas de la Diócesis de Cúcuta que adelantan su preparación sacerdotal en la capital italiana.

Monseñor Víctor aprovechó la oportunidad para animar a los vocacionados a seguir con dedicación sus estudios, sirviendo fervientes al Señor.

Cúcuta, sede de la Copa de la Fe 2018

Con el lema “La fraternidad no tiene fronteras”, la Diócesis de Cúcuta realizará, del 1 al 5 de octubre, la quinta versión de Copa de la Fe.

Este campeonato de fútbol, que congrega centenares de sacerdotes de distintas Jurisdicciones Eclesiásticas de Colombia y de otros países, nació en 2013 en el contexto del ‘Año de la Fe’ promulgado por el Papa Benedicto XVI, y se ha convertido en un signo visible de la pastoral sacerdotal y de la evangelización a través del deporte.

La jornada, liderada por la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), ha tenido como sede a Bogotá, Cali y ahora Cúcuta. La elección de esta ciudad, explicó monseñor Óscar Urbina, presidente de la CEC, responde al deseo de los obispos colombianos de manifestar cercanía fraterna y ayuda a la población colombo – venezolana presente en la frontera debido a la crisis social, política y económica que vive el hermano país.

En este sentido se espera, además de brindar un espacio de encuentro fraterno, sano esparcimiento y fomento de valores humano – cristianos, motivar acciones a favor de los hermanos migrantes y visibilizar la compleja situación que se registra en la zona.

Por su parte, monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, obispo de Cúcuta, manifestó que esta diócesis recibe con gran alegría “el voto de confianza al encomendarnos la realización de la Copa de la Fe 2018, que se constituye en signo de caridad de una Iglesia sin fronteras”. “La caridad de Cristo nos urge”, insistió.

Los equipos diocesanos de sacerdotes, interesados en participar en este torneo, pueden inscribirse a través de los sitios web de: Conferencia Episcopal de Colombia (www.cec.org.co), Diócesis de Cúcuta (www.diocesisdecucuta.com) o en el portal oficial del evento (www.copadelafe.cec.org.co), donde se encuentra información detallada de la jornada.

La fecha límite de inscripción es hasta el 15 de julio.

“Mirar a cristo es mirar al padre que obra la misericordia”: Monseñor Víctor Manuel Ochoa en su homilía del domingo de la Divina Misericordia

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El domingo 08 de abril en el coliseo del colegio Sagrado Corazón de Cúcuta se celebró el Domingo de la Divina Misericordia, con una Eucaristía presidida por el Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, quien en su homilía recalcó la incredulidad de algunas personas, pues hay quienes piensan que son cristianos desde hace mucho tiempo y sin embargo esto no cambia nada, repiten siempre los mismos pecados.

“Reconocer al Señor es un signo de misericordia, pues así como se es residente en pecar, se debe ser del mismo modo en pedir misericordia, descubrimos entonces que la fuerza de la vida es recibir el perdón de Dios y seguir adelante”.

Monseñor añadió que la Pasión que vivió Jesucristo por nosotros fue un inmenso sufrimiento, la cual tenía una razón, la justicia, pues su misericordia siempre ha sido y será inmensa y eterna “con la capacidad de tener un corazón inmenso donde se manifiesta la salvación”. El Antiguo Testamento en el segundo libro de las Crónicas enseña que Dios es justo, fiel y clemente.

Resalta también cómo se debe de entender a cada hombre y cada mujer a lo largo de la historia, tiene que pedir a Dios y aceptar la misericordia de lo contrario no podrá tenerla en su vida. Monseñor recordó a los fieles que en cada perdón somos renovados ante el Señor y no se debe sentir vergüenza, pues el peor camino es la resignación y la mayor belleza del mundo es la de Cristo y su evangelio.

Casa de Paso Divina Providencia se postula como punto de vacunación

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El padre David Caña, Coordinador de la Casa de Paso Divina Providencia propone que la Casa sea punto de vacunación, puesto que allí reciben a más de 700 niños a diario.

En vista de las últimas alertas sanitarias que aquejan a la frontera por brotes de Sarampión y un caso confirmado de AH1N1, la Diócesis de Cúcuta cree conveniente prestar esta atención en salud.

Las autoridades competentes ya conocen la propuesta y en la Casa de Paso están a la espera de que sea aceptada la solicitud y comiencen las jornadas de vacunación para evitar la propagación de enfermedades sobre todo en niños, porque en este sitio circulan a diario miles de personas que cruzan la frontera.

La Casa de Paso Divina Providencia retoma labores

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Después de vivir la experiencia del Triduo Pascual y de haber hecho un receso en las labores que se adelantan en la Casa de Paso Divina Providencia, se retomaron labores con el fin de seguir respondiendo al llamado de la caridad con los venezolanos que arriban a Colombia, exactamente al corregimiento de La Parada, Villa del Rosario, Norte de Santander, en busca de nuevas oportunidades, de comida, de medinas y de mejores condiciones.

Con la alegría del resucitado, las puertas de la casa se abrieron hoy ofreciendo desayuno a más de 1500 personas y se brindaron 1.200 almuerzos, completando la cantidad de 349.700 almuerzos entregados a la fecha.

“Reconocer a Jesús resucitado es entender y vivir la vida de forma diferente. Es vislumbrar al Resucitado que en medio de nuestros acontecimientos diarios impulsa todo lo que hace brotar la vida y libera a la humanidad de caer en las muertes cotidianas”, palabras mencionadas hoy durante la jornada, por el padre David Caña, coordinador de la Casa de Paso.

En la mañana de Pascua, Diócesis de Cúcuta brinda desayuno a migrantes

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

En la Casa de Paso Divina Providencia, se entregaron desayunos en la mañana de este lunes de Pascua, fueron más de 1.500 personas quienes recibieron el primer alimento de hoy, gracias al servicio caritativo de la Diócesis de Cúcuta.

Como siempre, al lugar llegaron niños, mujeres embarazadas y adultos mayores, quienes son los beneficiarios de prioridad para la Casa de Paso.

La Iglesia Particular de esta zona frontera no cesa en su obra de caridad en la crisis fronteriza y espera seguir contando con el apoyo de los fieles que contribuyen con esta labor.

“Jesús paga el precio del perdón necesario para cada uno de nosotros”,  Monseñor Víctor Manuel.

El Viernes Santo es el primer día del Triduo pascual, formando una unidad dinámica con el Sábado y el Domingo de Resurrección. Empezamos a vivir en plenitud el misterio, inaugurado con la Eucaristía del Jueves: El acontecimiento de la muerte salvadora del Mesías y el nacimiento de su comunidad, la Iglesia, del costado de Cristo en la Cruz.

El Viernes ya es Pascua. Cristo se entrega por todos. El Siervo del Señor que había venido no a ser servido sino a servir y a dar su vida, ahora muestra su amor y su solidaridad hasta el final: Hasta la muerte en Cruz. El que en la última Cena se despojó de su manto, ahora se humilla y se despoja hasta el extremo: entrega su vida.

En su homilía Monseñor Víctor Manuel Ochoa, insistió en el valor del sacrificio de Cristo por nuestra salvación. “Jesús paga el precio del perdón necesario para cada uno de nosotros. Su sangre limpia y rescata”, y añadió, “Estamos hoy frente al drama por excelencia, en el que nosotros también somos protagonistas, porque somos rescatado del pecado y del mal, por la sangre del Cordero. El sufrimiento de Cristo no queda infecundo. El dolor de Cristo es redentor, su dolor salva”.

Por tal motivo, indicó Monseñor que Jesús es la Verdad y la Vida, haciendo un llamado a elevar los brazos hacia la Cruz de Jesús invocando su Divina Misericordia y a escucharlo siempre a él.

Diócesis de Cúcuta oró con el Viacrucis por la defensa y protección del Páramo de Santurbán

Miles de cucuteños, fieles de la Diócesis de Cúcuta se dieron cita este Viernes Santo para orar con el tradicional Viacrucis diocesano, que congrega a las familias, jóvenes, niños y comunidad en general que se une para acompañar a Jesús en su camino hacia la Cruz.

En esta oportunidad la Iglesia Católica presente en Cúcuta, caminó y oró en cada una de las estaciones del santo Viacrucis, pidiendo al Señor por la defensa y protección del Páramo de Santurbán, debido a los intentos de vender y delimitación de esta fuente de vida que beneficia a miles de personas en nuestro país. A una sola voz se escuchaba el grito de este pueblo “El Páramo de Santurbán, ni se compra, ni se vende”, haciendo un llamado al gobierno para que proteja y cuide esta fuente hídrica, que es vida para la región.

El Viacrucis inició a las 8:00am desde Homecenter, por la Autopista Internacional hasta la parroquia Divino Niño en el municipio de Villa del Rosario.