Diócesis de Cúcuta anima a jóvenes a seguir a Cristo

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

La Diócesis de Cúcuta está celebrando la Semana Vocacional del 13 al 19 de mayo, a través de actividades como la visita a colegios, rezando el Santo Rosario y visitando las parroquias de la Diócesis.

Ángel Esteban Suescún Sarmiento, seminarista de año pastoral del Seminario Mayor San José, relata que han salido a dar el anuncio vocacional a los diferentes colegios de la ciudad de Cúcuta y a los municipios cercanos, para animar a los jóvenes de los grados décimo y once con inquietud vocacional: “Seguir al Señor no vale la pena, vale la vida”, asegura Ángel.

Con el objetivo de llegar a los jóvenes y orientarlos a descubrir el sentido de sus vidas, para que se arriesguen a vivir el llamado de Dios, la pastoral vocacional de la Diócesis de Cúcuta, los apoya para que respondan con valentía a esa llamada que el mismo Señor les ha suscitado.

Si aceptan el llamado del Señor y/o presentan alguna inquietud vocacional, pueden acercarse al seminario Mayor San José o a las diferentes parroquias de  la Diócesis de Cúcuta, para brindarles la información respectiva.

Los maestros son la esperanza para salir adelante: Obispo de Cúcuta

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Una festividad donde se conmemora a las personas que con vocación el aprendizaje e inculcan conocimientos para la vida personal y profesional.

Ser maestro no es una vocación que todos pueden desarrollar y un solo día es poco para agradecerles tanto amor, paciencia y dedicación, por la educación de niños y jóvenes; donde ellos, con su trabajo diario, muestran a sus pupilos una guía para desenvolverse en la vida.

Cabe destacar que el Papa Pío XII  proclamó a san Juan Bautista de La Salle, fundador de la congregación de los hermanos de las escuelas cristianas, como patrono universal de todos los educadores el 15 de mayo de 1950, en ese mismo año el presidente de Colombia Mariano Ospina Pérez instauró el día del maestro en el país.

El día de hoy se celebró una Eucaristía en la catedral San José, para dar gracias a Dios por la vida de los educadores de la ciudad, ofrecida por la Alcaldía municipal y presidida por Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis de Cúcuta, quien los saludó fraternalmente: “Queridos maestros, esta celebración de la Santa Misa, es en acción de gracias a Dios por ustedes”.

Monseñor expresó que en este día “Dios nos concede entrar en los temas de educación, la educación es el baluarte y torre de guardia para la sociedad, los que acceden a la educación, tienen la capacidad de entrar en la lumbre de la dignidad humana”,  enfatizando en que la Iglesia “también está llamada a decir las cosas claramente”, por lo que “ustedes maestros, personalmente, son la esperanza para salir adelante en el avance de la educación, de la sociedad, con valores.

Finalmente, Monseñor invitó a los docentes a “unirse a Cristo, vivir su fe, vivir el ideal de construir un mundo donde todos sin excepción de raza, nacionalidad, puedan vivir una vida con dignidad humana (…) ustedes maestros, siéntanse parte de la Iglesia y contribuyan a construir la paz”.

Por otra, la alcaldía municipal aprovechó la ocasión para condecorar al docente Eduardo Esteban Pérez León, del Colegio Rafael Uribe Uribe, por obtener el reconocimiento al “Mejor Maestro de Iberoamérica”.

“El mensaje de Fátima es un mensaje del Cielo”: Mons. Víctor Manuel Ochoa Cadavid

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Los fieles de la Diócesis de Cúcuta, laicos, seminaristas, diáconos y sacerdotes se unieron este 13 de mayo a la Fiesta de Nuestra Señora de Fátima, donde se recuerdan las apariciones de la Santísima Virgen a tres pastorcitos en Portugal del 13 de mayo al 13 de octubre de 1917.

Desde las 5:00 a.m. se dio cita esta porción del pueblo peregrino de Dios en la parroquia San Antonio de Padua (Centro), para dar inicio al Rosario de Aurora, peregrinando hacia el monumento de Nuestra Señora de Fátima, ubicado la parte alta del barrio San Miguel.

 

Se celebró la Sagrada Eucaristía, presidida por el Obispo de esta Iglesia particular, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, donde se pidió la intersección de la Santísima Virgen ante las necesidades de la ciudad, de igual manera, agradecieron por sus abundantes gracias.

Monseñor Víctor Manuel, conmemoró el mensaje que la Iglesia recibió de la Virgen Fátima: la invitación a la piedad, la penitencia y la oración.  “El mensaje de Fátima es un mensaje del Cielo, de Dios, que quiere la conversión, la oración, la penitencia, el rezo del Santo Rosario.  Desea que pidamos la paz del mundo y la conversión”, expresó Monseñor.

Además, en su homilía, el Obispo de Cúcuta, suplicó a María Santísima por esta ciudad, por su sufrimiento, y, por la libertad y alegría para el hermano país venezolano.

“Te pedimos por la paz de Colombia, por la paz de Cúcuta y de Norte de Santander; que tu manto nos proteja de la maldad, del pecado de los hombres”.  Concluyó en sus plegarias Monseñor Víctor Manuel.

Ver Galería. 

Monaguillas de la Diócesis de Cúcuta, anuncian a Jesucristo

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

En la mañana de este sábado 4 de mayo, se realizó el encuentro de monaguillas en las instalaciones del Seminario Mayor San José de Cúcuta.

La Pastoral Vocacional de la Diócesis de Cúcuta, continúa fortaleciendo la orientación de niños y jóvenes en el proceso de seguir el llamado de Dios; en esta ocasión la Pastoral, junto a las diferentes comunidades religiosas femeninas de esta Iglesia particular, organizó el encuentro de monaguillas de las diferentes parroquias.  Una jornada que se desarrolló bajo el lema: “Las monaguillas, anuncian a Jesucristo”.

Fiesta con María Madre y Maestra de misericordia

Fotos: cortesía

En el coliseo del colegio Sagrado Corazón, la Diócesis de Cúcuta celebró este domingo 28 de abril, la Fiesta de la Misericordia, cumpliendo el mensaje que el Señor le hizo llegar a Santa Faustina, de tener plena confianza en la Misericordia de Dios, de ser siempre misericordiosos con el prójimo a través de las palabras, acciones y oraciones.

En una jornada que inició a las ocho de la mañana y culminó a las cinco de la tarde, los fieles compartieron momentos de alabanza, oración, adoración al Santísimo el rezo de la Coronilla y la novena a la Divina Misericordia.

La celebración se llevó a cabo bajo el lema: “Hagamos fiesta con María Madre y Maestra de Misericordia”, además, estuvo animada por los sacerdotes William Alberto Sandoval, párroco de San Juan Bautista (Chinácota) y el padre Álvaro Gutiérrez, párroco de Nuestra Señora de las Misericordias (Villa del Rosario).

La Diócesis de Cúcuta anunció a Jesucristo en la Semana Mayor

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Con un corazón lleno de esperanza, cada uno de los fieles de la Diócesis de Cúcuta vivió las celebraciones de la Semana Mayor, donde como cristianos, se aprecia el misterio central de la fe: La Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Desde el Domingo de Ramos, cada uno de los días santos, esta porción del pueblo de Dios asistió con fervor a los actos litúrgicos, procesiones, eucaristías, momentos de oración y reflexión, que ésta Iglesia particular programó.  Igualmente, los fieles que no estuvieron de cuerpo presente, siguieron las transmisiones en vivo a través de la emisora Vox Dei y el Facebook Live de la Diócesis de Cúcuta.

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de esta ciudad, en todos los momentos de oración, ofreció plegarias especiales por los más necesitados, los presos, enfermos, campesinos, migrantes y desempleados.

Fue una Semana Santa, donde con júbilo se anunció a Jesucristo y como familia diocesana se vivió la Pasión de Cristo.

Ver Galería Jueves Santo

Ver Galería Viernes Santo

Ver Galería Solemnidad Vigilia Pascual y Domingo de Resurrección

Vaticano expresa su dolor por incendio en la Catedral de Notre Dame

Según los primeros indicios, el incendio se pudo ocasionar por obras que se estaban adelantando en el tejado del edificio.

El día de ayer, el mundo se paralizó al ver cientos de fotos y videos que circulaban, donde la Catedral de Notre Dame en París, estaba siendo consumida por las llamas, y, hecho que se extendió durante horas.  El intenso incendio provocó el derrumbe del techo y de la alta aguja central.

La catedral de Notre Dame es uno de los Templos más reconocidas del mundo, una de las joyas del estilo gótico, edificado entre 1163 y 1345. Notre Dame siguió en pie, después de la Revolución francesa y dos guerras mundiales.

«La Santa Sede acogió con conmoción y tristeza la noticia del terrible incendio que devastó la Catedral de Notre Dame, símbolo del cristianismo en Francia y en el mundo», ha declarado Alessandro Gisotti, Director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

«Expresamos nuestra cercanía a los católicos franceses y a los ciudadanos de París, a la vez que garantizamos nuestras oraciones por los bomberos y por quienes están haciendo todo lo posible para hacer frente a esta dramática situación», expresó Gisotti.

La Catedral custodiaba importantes reliquias y obras de arte, algunas vinculadas a la Pasión del Señor. Entre ellas, cabe destacar la Corona de Espinas, un clavo de Cristo y un fragmento de la Cruz de Cristo.

El Altar y la Cruz de Notre Dame de París quedaron intactos

Tras horas de dura lucha contra las llamas, a medianoche de ayer, cuando los bomberos consiguieron controlar el fuego, un equipo de zapadores pudo entrar en el interior de la Catedral.

Entre los escombros de la bóveda derrumbada, el humo y bajo las llamas que seguían reduciendo a cenizas la techumbre de la Catedral, se mantenían en pie el altar, la imagen de la Virgen con Jesús muerto en brazos, y la brillante cruz dorada.

Diócesis de Cúcuta se une a la XXXIV Jornada de Oración por la Juventud

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Este sábado 13 de abril, se celebró la Jornada Juvenil Diocesana, uniéndose a la gran Jornada de Oración por la Juventud en su versión número 34.

Los jóvenes de la Diócesis de Cúcuta acudieron a la cita en el colegio Salesiano, para vivir momentos de alabanza, oración; un gran encuentro con Jesús Sacramentado, donde los jóvenes manifiestan que son el presente de la Iglesia.

La jornada inició con la Sagrada Eucaristía presidida por Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, quien les dijo: «Ustedes son jóvenes y conocen el sufrimiento, conocen personas enfermas, con dificultades, pobres. También conocen gente que ayuda a la gente, así como el Sirineo, ustedes están llamados a servir en la caridad al rostro de Cristo presente en el otro”.

Monseñor Víctor Manuel manifestó que como Obispo, quiere a los jóvenes de Cúcuta ayudando a los pobres, “ayudando a los pobres, a los necesitados, ayudando con amor al otro”, expresó Monseñor.

Precisamente, el Papa Francisco envió un mensaje a los jóvenes del mundo antes del rezo del ángelus de este domingo 14 de abril.  Estas fueron algunas de sus palabras: “Queridos jóvenes, no os avergoncéis de mostrar vuestro entusiasmo por Jesús, de gritar que él vive, que es vuestra vida. Pero al mismo tiempo, no tengáis miedo de seguirlo por el camino de la cruz. Y cuando sintáis que os pide que renunciéis a vosotros mismos, que os despojéis de vuestras seguridades, que os confiéis por completo al Padre que está en los cielos, entonces alegraos y regocijaos. Estáis en el camino del Reino de Dios”.

Viacrucis diocesano de la Hermandad de Nazarenos, gran expresión de fe

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

En Cúcuta, hay más de cinco decenas de hermandades de Nazarenos de las distintas parroquias de la ciudad, conformadas por unos mil Nazarenos, que año tras año han tenido la responsabilidad, por fervor, de organizar el gran Viacrucis diocesano de Lunes Santo.

De esta manera, este lunes 15 de abril, desde la parroquia San Rafael Arcángel, cientos de personas hicieron presencia para la procesión, donde se hizo el recorrido recordando las 14 estaciones de la Pasión y Muerte de Jesús.

Locales comerciales, clínicas y entidades se unieron a esta expresión de fe, y, organizaron todo para ser partícipes siendo una estación, donde llegaban los feligreses a vivir este momento penitencial.

Finalmente, la procesión que duró aproximadamente tres horas, culminó en la parroquia San Antonio de Padua (Centro), donde se celebró la Sagrada Eucaristía, presidida por Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid.

Ver Galería.

“Aclamamos a Cristo que entra triunfante a Jerusalén”: Mons. Víctor Manuel Ochoa

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

La Diócesis de Cúcuta dio inicio a las celebraciones de Semana Santa con el Domingo de Ramos, el pasado 14 de abril; desde el Palacio Nacional, donde se bendijeron los ramos de los fieles, salió la procesión hacia la Catedral San José, para finalizar con la Sagrada Eucaristía.

Celebrando como familia diocesana la Pasión del Señor, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de esta Iglesia particular, en su homilía expresó que “aclamamos a Cristo que entra triunfante a Jerusalén”.

En este Domingo de Ramos, Monseñor recordó “la figura de aquellos que acogen a Jesús, colocan sus mantos y ramos sobre el suelo para alabarle y festejar su llegada”.  Además, insistió en que no se deben usar las palmas, por el respeto a la “Casa Común”, al “espacio de nuestra vida en la Tierra”.

Y aseguró que un gran trabajo, les esperaba a los hijos de Dios para esta Semana Santa, “abramos el corazón a Cristo, abramos el corazón a este gran mensaje de salvación y vida”.   Manifestó Monseñor.

Ver Galería.