Reapertura de la casa de paso “Divina Providencia”

Con la presencia del señor Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Víctor Manuel Ochoa Cadavid se dio apertura a las labores de atención en la casa de paso de la Divina Providencia, que sigue acompañando a todos los migrantes del origen venezolano.

La apertura tuvo como primer momento la celebración de la santa eucaristía  presidida por el Padre José David caña, quien  enfatizo, la importancia de seguir tendiendo la mano a nuestros hermanos  que migran hacia nuestro país en la búsqueda de nuevas oportunidades frente a la crisis que vive el vecino país

Además se contó con la presencia de los distintos grupos apostólicos de la Diócesis; casa de la misericordia, escuela bíblica Jesua, lazos de amor mariano, seminaristas y grupo base de colaboradores  de la casa de paso,  quienes en  una experiencia de fe compartieron 600 almuerzos a niños, mujeres embarazadas, ancianos y demás personas que llegan hasta este lugar.

El coordinador  de esta obra el padre David Caña hace la cordial invitación  a todos los fieles para que se vinculen con ayudas materiales  para continuar con esta obra,  las ayudas las pueden hacer llegar a la parroquia santa Marta o a la casa de paso de la Divina Providencia.

Ver galería de fotos aquí

Experiencia de fe vivió el clero diocesano

En un contexto de oración y reflexión, el presbiterio de la Diócesis de Cúcuta adelanto sus retiros anuales del 8 al 12 de enero en la ciudad de Medellín, en el seminario Redemptoris Mater , con el objetivo de vivir una experiencia de encuentro cercano con la persona de Jesús.

Las jornadas de reflexión  estuvieron orientadas por Monseñor Julio Hernando García Pelaez, Obispo de la Diócesis de Garagoa, quien fundamento su reflexión a partir de la pregunta  que hace el señor a sus discípulos ¿me amas?  Una pregunta crucial y muy importante con la que  animo a los sacerdotes a revisar la calidad de la respuesta en el amor al llamado y vocación que el señor da como don gratuito  de Dios a sus hijos.

“Es Jesús quien nos ha acercado al amor.  Un amor que es esencial a toda persona humana; ese amor requiere de la  libertad  de cada persona  por que Dios a le apuesta al ser humano  para realizar su misión”, enfatizo Monseñor Julio dirigiéndose al presbiterio diocesano, quien a su vez  invito a los sacerdotes a seguir a Jesús con fidelidad, asumiendo la cruz  en la que fue Crucificado  quien ha dado la vida  por cada uno  para que tengamos vida.

Ver galería de fotos aquí

Diócesis de Cúcuta celebró la Navidad en la Casa de Paso “Divina Providencia” con 5.000 venezolanos

La Diócesis de Cúcuta, en la celebración de la Navidad, brindó una atención pastoral, espiritual y material a los hermanos venezolanos más necesitados que cruzan la frontera tras la difícil situación que vive el vecino país.

En la Casa de Paso “Divina Providencia”, ubicada en el sector de la Parada, se vivió una jornada de fraternidad, donde se preparó carne a la llanera para compartir con 5000 mil personas y se hizo entrega de regalos para los niños. Además se celebró la Santa Misa en acción de gracias por el servicio a los más pobres.

El Padre David Cañas, encargado de esta obra, agradeció el trabajo y servicio durante este año “En el año 2017 se han entregado 210.000 almuerzos a través de la Casa de Paso a la población migrante de colombianos y venezolanos, viviendo una experiencia de fe y misericordia con los más necesitados. Agradeció a todas las personas que con su oración, donación y servicio acompañaron durante este año, esta obra de Caridad. Que Dios les multiplique”, manifestó el sacerdote.

La Diócesis de Cúcuta, guiada por  Monseñor, Víctor Manuel Ochoa Cadavid, durante el año 2017 ha entregado 300.000 almuerzos a través de la Casa de Paso “Divina Providencia”, además de las 8 parroquias donde funcionan los “Comedores de Caridad” y el Centro de Migraciones Diocesano.

También dentro de las acciones que adelanta la Iglesia de Cúcuta, se han entregado mercados a familias provenientes de Venezuela, se presta atención psicosocial a quienes llegan en búsqueda de alimento, medicinas, productos de primera necesidad y posibilidades de trabajo.

Ver galería aquí

Inscripciones abiertas en el Seminario Menor San José de Cúcuta

La institución Educativa Seminario Menor Diocesano San José de Cúcuta, comprometido en la formación integral de hombres y mujeres, capaces de construir su propio proyecto de vida, con valores y expectativas que permitan formar una nueva sociedad, abre las puertas de su institución a quienes deseen formarse con inscripciones y matriculas abiertas en jardín, transición, primaria y bachillerato, desde el martes 19 hasta el viernes 22 de diciembre.

Las inscripciones se están realizando en las instalaciones del Centro de Comunicaciones de la Diócesis de Cúcuta en horario de 8:00 am a 12:00 m.

Video

“Celebración de navidad con los servidores de altar”

En el contexto de las celebraciones del tiempo de Adviento,  la Diócesis de Cúcuta celebró el sábado 16 de diciembre, el último encuentro de monaguillo de este año en el Seminario Mayor San José de Cúcuta. Contó con la participación de más de 250 servidores del altar, la actividad estuvo animada por la Pastoral Vocacional y su delegado el padre Víctor Ordoñez.

Esta celebración tuvo como objetivo principal celebrar la Navidad y recalcar los valores y actitudes que podemos encontrar como lo son la esperanza, la unión, la reconciliación, el amor, la felicidad y el compartir en familia. Celebrar la Navidad no es solo ir a las novenas o misas de aguinaldos sino disponer la vida y el corazón para el gran acontecimiento del nacimiento del Salvador.

En su homilía el padre Víctor resaltó la gran labor de estos servidores del altar como “Testigos del gran acontecimiento de  Cristo que se nos da como alimento en su cuerpo y en su sangre. “Ustedes son  semilleros de esperanza de donde saldrán las futuras vocaciones a la vida religiosa y consagrada”, enfatizó  el sacerdote.

Ver galería aquí

Foro regional “Justicia y reconciliación para la construcción de la paz en nuestras comunidades”

El 15 de diciembre, la Corporación de Servicio Pastoral Social de la Diócesis de Cúcuta, llevó a cabo el foro regional “justicia y reconciliación para la construcción de la paz en nuestras comunidades”,  en las instalaciones del auditorio de posgrados de la universidad Francisco de paula de Santander.

Entre las conferencias presentadas están: ¿Qué es la justicia comunitaria?; política pública para la gestión de los conflictos comunitarios y la justicia restaurativa; impacto de la justicia en la construcción del tejido social.

Entre los puntos que se resaltaron “esta la participación de las comunidades en la solución del conflicto, además que la comunidad acceda a la justicia no como beneficiaria sino como participe de la misma” palabras de Iván Camilo Vargas, coordinador nacional del proyecto participaz.

En el contexto actual del país, es de vital  importancia generar espacios de reflexión sobre la justicia, desde una visión más amplia, desde el marco de la antropología cristiana, donde ella adquiere un significado más pleno y autentico; “la justicia no es una simple convención humana, porque lo que es “justo”  no está determinado originariamente por la ley, sino por la identidad  profunda del ser humano” (Doctrina Social  de la Iglesia.

Ver galería de fotos aquí

Tercer Domingo de Adviento

Está igualmente centrado en San Juan Bautista, nos dirige con más firmeza hacia las persona de Aquel que viene, y el mensaje es el de la alegría por la venida muy cercana del Salvador.

Oración para encender la vela: Padre de misericordia, encendemos esta tercera vela, color rosa, de la Corona de Adviento, como signo de la espera gozosa de tu venida. Que al encender este cirio, nos llenemos de alegría porque nuestra salvación está cerca. Como Juan el Bautista, queremos ser portadores de tu mensaje de salvación, vivir la justicia y la conversión, preparar nuestros corazones al Dios que viene a habitar en medio de nosotros. Que tu gracia nos acompañe y renueve en nosotros el deseo de Dios. Con Jesucristo nace y renace la alegría. Ven Señor Jesús. Amén. (Se canta una estrofa de un villancico que hable de la venida del Salvador).

90 años de la Parroquia San Antonio de Padua, “Catedral de los Pobres”

Los agentes de pastoral de la Parroquia San Antonio de Padua, de la ciudad de Cúcuta, junto con el Padre Cesar Augusto Prato Parra, sacerdote de esta comunidad, celebraron los 90 años de su creación como parroquia.

Fue erigida según el decreto 120, del 12 de diciembre de 1926 y oficializados sus servicios sacramentales y pastorales a partir del primero de enero de 1927, emanado por el gobierno Eclesiástico de la Arquidiócesis de Nueva Pamplona y suscrito por Monseñor Rafael Afanador y Cadena.

Durante la jornada, los fieles se acercaron al sacramento de la reconciliación y el perdón y acudieron con fe a la vivencia de la Santa Misa en acción de gracias, celebradas en el transcurso del día por los sacerdotes que han acompañado a esta comunidad.

El Padre Cesar Prato, resaltó el trabajo de sacerdotes y fieles laicos e invitó a todas las personas a seguir trabajando con fe, alegría y compromiso en la evangelización sirviendo las enseñanzas de San Antonio de Padua, siendo estas caridad y oración.

Ver galería aquí

Nuevo diácono para la Diócesis de Cúcuta; Jhainer Said Urbina García

El sábado 9 de diciembre, por imposición de manos y Oración Consecratoria de Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de Cúcuta, el joven Jhainer Said Urbina García recibió la Orden Sagrada del Diaconado, en la Catedral San José de Cúcuta.

Durante la celebración eucarística, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid recordó al nuevo diácono el compromiso que tiene de “Ser imagen de Cristo en la comunidad (…). Hoy por la imposición de las manos, de este humilde servidor, el Señor transformará tu vida y realizará en tí la figura de Cristo servidor de los hermanos; es un camino transitorio porque tu meta está en el servicio sacerdotal presbiteral, en tu ministerio santo, “por ahora debes configurarte con Cristo sacerdote”, en el Señor, a la comunidad santa de Dios. Este ministerio confiere un carácter indeleble de servicio que se conservará toda la vida, al servicio de la caridad, el anuncio del Evangelio de Cristo, en el servicio del altar y de la misa, en la proclamación del Evangelio y en el poder presidir algunos sacramentos en la Asamblea Litúrgica”.

¡Tú sígueme!, el Señor quiso que en la Iglesia algunos de una forma particular y específica participarán del sacerdocio santo de Cristo. Para repetir el ministerio realizado por el Señor y reproducir el sagrado sacrificio del calvario.

“El señor quiere, Jhainer Said Urbina García que seas servidor como Cristo a imagen del Señor, hoy quieren ver en el diácono hoy ordenado, la comunidad quiere ver a Jesús. La Iglesia pide desde hoy para ti una disponibilidad total, hoy aceptarás en forma radical el servir y amar solo a Cristo. Aceptarás el celibato y la capacidad de orar constantemente por la Iglesia, por tus necesidades y el pueblo santo de Dios”, señaló el prelado.

Finalmente el Obispo de Cúcuta, también, insistió en que nuestra Iglesia de Cúcuta necesita servir a los pobres con su predicación, la caridad de las parroquias, el servicio en la casa de paso y las distintas tareas que el señor dispone, para hacernos testigos creíbles del Evangelio.

Encuentre galería de fotos en www.diocesisdecucuta.com

Segundo Domingo de Adviento “Preparación activa para la venida del Mesías”

Este segundo Domingo de Adviento “una voz grita en el desierto”, dice el Evangelio. Es la voz de Juan Bautista que llama a la conversión y por ello se invita a los fieles a preparar el corazón para el Señor Jesús, con el Sacramento de la Reconciliación.

Está centrado concretamente en la persona de San Juan Bautista, y el mensaje es de la paciencia y preparación activa para la venida del Mesías.

En el Segundo Domingo de Adviento resuena la llamada del Señor a través de la predicación de Juan el Bautista: “Preparad el camino del Señor”. Juan actúa en dos lugares; el desierto, es el lugar donde recibe la Palabra; el Jordán, es el lugar donde proclama la Palabra, haciendo un llamado especial a la conversión. Habiendo escuchado la Palabra de Dios en el desierto, Juan puede hacer resonar su invitación como oferta de salvación para todos.

 

Oración para encender la vela: Encendemos Señor esta segunda vela de la Corona de Adviento, como signo de nuestra llamada a la conversión. Como Iglesia queremos caminar contigo al desierto para escuchar tu Palabra y renovar nuestro compromiso de ser testigos de la misericordia. Ayúdanos a mantener viva la esperanza y la alegría que nos trae tu venida. Como san Juan Bautista elevemos nuestra voz para que el mundo no camine en tinieblas. Ven Señor no tardes tanto. Amén.