Casa de Paso Divina Providencia, lugar de vida y esperanza para los migrantes venezolanos

Mirianny Mendoza, natural de San Felipe, Estado Yaracuy, Venezuela, con 22 años de edad, llegó a la frontera en compañía de su esposo, con la intención de esperar el nacimiento de su hija y poder ser atendidas en Colombia para ese momento.

Desde que llegaron a zona fronteriza, la pareja han estado alimentándose gratuitamente en la Casa de Paso Divina Providencia de la Diócesis de Cúcuta, ubicada en la Parada.  Y el día de ayer, mientras Mendoza hacía la fila para recibir el almuerzo, rompió fuente y sintió los primeros dolores de parto.

En el lugar hacían presencia médicos voluntarios, la atendieron de emergencia, Socorristas de la Cruz Roja Colombiana prestaron los primeros auxilios, también se llamó a la Policía, quienes asistieron de inmediato y el trabajo de parto comenzó a ser un hecho, para finalmente y con éxito nacer una niña.

El padre José David Cañas, coordinador de la Casa de Paso, declaró que el nacimiento de la niña en víspera del día de internacional la mujer, es un signo de la misericordia de Dios, que cada día nos les hace falta la comida para repartir.  Confía plenamente que en la medida que se comparta con el necesitado, nunca faltará el pan.  Agradece grandemente a organizaciones y personas que no han permitido que la Casa de Paso se quede sin provisiones.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias