Iglesia dona elementos de aseo para los reclusos de la cárcel Modelo de Cúcuta

Foto: Cortesía

La Diócesis de Cúcuta en su afán por atender toda población vulnerable, que se ve aún más afectada durante la pandemia de la COVID-19, ha asistido con caridad a los reclusos de la cárcel Modelo de la ciudad.

El pasado 13 de mayo, el Banco Diocesano de Alimentos en coordinación con el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) y el capellán de la pastoral carcelaria, el padre Rhonald Sttyd Suárez Carrillo, entregó 534 kits de aseo, para atender las necesidades básicas de higiene personal de las personas privadas de la libertad.

Transmisión de la Santa Misa

Parroquia Santa Lucía

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Carlos Eduardo Escalante Escalante
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m
  • Horario de Domingo: 8:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 490715
  • Correo electrónico: parroquiasantalucia_2014@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Basílica Menor Ntra. Sra. del Rosario de Chiquinquirá

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Israel Bravo Cortés (párroco); pbro. Rubén Darío Mendoza (vicario)
  • Horario de Lunes a Sábado: Lunes: 4:00 p.m; martes a viernes: 6:00 p.m.; sábado: 4:00 p.m
  • Horario de Domingo: 11:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 842550
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Capilla Virgen de Torcoroma

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Pedro Alejandrino Botello
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:30 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 952751
  • Correo electrónico: pabotello_08@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Centro Evangelizacion Divino Niño Jesús

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. José del Carmen Chaustre Buitrago
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 926812
  • Correo electrónico: centroevangelizaciondivinonino@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Centro de Evangelización Santo Tomás Apóstol

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Leonardo Mendoza Gélvez
  • Horario de Lunes a Sábado: 7:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 313 576 1812
  • Correo electrónico: leomen20_02@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Centro de Evangelización Santo Tomás Apóstol

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Leonardo Mendoza Gélvez
  • Horario de Lunes a Sábado: 7:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 313 576 1812
  • Correo electrónico: leomen20_02@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Asunción de María

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Zaddy Bermúdez Villamizar
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 06:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 312 311 0315
  • Correo electrónico: p.asunciondemaria.cucuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Cristo Camino

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jesús Alberto Gómez Mejía
  • Horario de Lunes a Sábado: 10:00 a.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 734592 – 312 878 3893
  • Correo electrónico: parroquiacristocamino@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Cristo Evangelizador

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Juan Carlos leon Abril
  • Horario de Domingo: 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 773737 – 320 417 3756
  • Correo electrónico: parroquiacristoevangelizador.ecclesiared.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Cristo Maestro

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Antonio Caballero Peñaloza
  • Horarrio de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 480754 – 322 418 1289
  • Correo electrónico: cristomaestro1998@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Cristo Resucitado

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Fabián Staper Carvajal
  • Horarrio de Lunes a Sábado: 7:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 11:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 874740 – 350 485 2540
  • Correo electrónico: p.cristoresucitadocucuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Cristo Rey

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Carlos Arturo Vega Blanco
  • Horarrio de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 350 270 1779
  • Correo electrónico: parcristorey2020@hotmail.com

Parroquia Divino Niño Jesús

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. José Emín Mora Camargo
  • Horarrio de Lunes a Sábado: 6:30 p.m.
  • Horario de Domingo: 09:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 310 778 7411 – 310 237 2518
  • Correo electrónico: @pquiadivinoninojesus
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Espíritu Santo

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jairo Cárdenas Vega
  • Horarrio de Lunes a Sábado: 6:15 p.m.
  • Horario de Domingo: 06:15 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 316 464 8255
  • Correo electrónico: parroquiaespiritusanto@diocesisdecucuta.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Inmaculada Concepción

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Fredy Ramírez Peñaranda
  • Horarrio de Lunes a Sábado: 6:30 p.m.
  • Horario de Domingo: 7:00 a.m.; 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 920927 – 312 504 4160
  • Correo electrónico: parroquiaimc@hotmail.com; fredyramirez81@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Inmaculado Corazón de María

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Alberto Echeverri Rodríguez (párroco); pbro. Edwin Enrique Buitrago Gélvez (cooperador)
  • Horarrio de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 724010 – 310 785 7098
  • Correo electrónico: parroquiaicm2016@outlook.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Jesús Buen Pastor

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. José Manuel Díaz Oicatá
  • Horarrio de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 551446
  • Correo electrónico: parrojesusbuenpastor@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Jesús Cautivo

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jorge Jeimir Yáñez Jaimes
  • Horarrio de Lunes a Viernes: 6:00 p.m.; sábado: 7:00 a.m. y 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 313 356 9834
  • Correo electrónico: parroquiajesuscautivo@outlook.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Jesús de Nazaret

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Fabio Gonzalo Argüello Gutiérrez
  • Horarrio de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 873385
  • Correo electrónico: parroquiajesusdenazaret2020@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Jesús Misericordioso

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Ramón Elias Rojas Gutiérrez
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 813844
  • Correo electrónico: jesusmerciful@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia María Auxiliadora

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Dago Humberto Rojas; pbro Mauricio Cuadros; pbro. Juan Urrego
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 12 m.; 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 301 232 6126
  • Correo electrónico: p.mauxiliadora@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia María Reina de Todos los Santos

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Omar Alonso Leal Flórez
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:45 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 798840
  • Correo electrónico: parroquiamarireinacucuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora de Chiquinquirá

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Uriel Cristancho Torres
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 313 463 8534
  • Correo electrónico: pndc@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Juan Carlos Lemus Torres
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 4 493520 – 316 558 2445
  • Correo electrónico: santuarioguadalupano2015@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora de la Anunciación

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Salomón Jaimes Ureña
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 321 214 4883
  • Correo electrónico: ntrasraanunciacion@gmail.com
  • Transmite por: Colombia Estereo, emisora del Ejército Nacional 93.7 F.M

Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Carlos Arturo Flórez
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 310 246 7913
  • Correo electrónico: parroquiacandelariacucuta@outlook.es
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora de la Paz

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Pedro Julio Correa Molina
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 311 532 6634 – 322 772 1958 – 317 621 4661
  • Correo electrónico: pnsdlp2015@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora de las Angustias

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Wilman Arley Paredes Alba
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 321 576 2839
  • Correo electrónico: p.nuestrasraangustiascucuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora de las Misericordias

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Álvaro Antonio Gutiérrez Buitrago
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.; 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 650659
  • Correo electrónico: nuestrasenoradelasmisericordias@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora de Lourdes

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Helí Peñaranda Celis
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 322 243 5124
  • Correo electrónico: parroquia.ntrasradelourdes@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora de Torcoroma

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Luis Ignacio Osorio Solano
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 8:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 841032
  • Correo electrónico: sradetorcoroma16@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora del Carmen (Bucarasica)

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. José Vicente Rodríguez García
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:30 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 a.m.; 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 313 435 8073
  • Correo electrónico: ntasracarmen@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora del Carmen

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jaime Palacio; pbro. Guillermo Antero; pbro. Helí Osorio; pbro. José René Sierra
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 713047
  • Correo electrónico: desanmartinpalaciog@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. José David Caña Pérez
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 a.m.; jueves: 4:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 8:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 719068 – 315 307 9337 – 312 378 1889
  • Correo electrónico: parroquiaperpetuosocorro.cucuta@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Nuestra Señora del Rosario de Monguí

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Luis Arnulfo Ibarra Sánchez
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo:6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 816295
  • Correo electrónico: parroquianuestrasradelrosariodemongui@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Sagrada Eucaristía

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Víctor Manuel Torrado Quintero
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 812076
  • Correo electrónico: victormanueltorrado79@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Sagrada Familia

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Álvaro Iván Gómez Suárez
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:30 p.m.; jueves: 6:30 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:30 a.m.; 11:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 922733
  • Correo electrónico: psagradafamilia072@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Sagrado Corazón de Jesús

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. José Elver Rojas Herrera
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 751136
  • Correo electrónico: parroquiasagradoc@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Agustín

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jesús Rafael Mendivelso Benitez
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.; 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 811277
  • Correo electrónico: parroquiasanagustin2014@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Antonio de Padua (Cúcuta)

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. César Augusto Prato; pbro. Luis Jesús García; pbro. Diego Fonseca
  • Horario de Lunes a Sábado: 7:00 a.m.; 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 7:00 a.m.; 9:00 a.m.; 11:00 a.m.; 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 305 454 7821
  • Correo electrónico: parroquiasanantoniodepadua33@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Antonio de Padua (El Zulia)

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Freddy Andrés Torres Pedroza
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:30 p.m.
  • Horario de Domingo: 7:30 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 789519
  • Correo electrónico: sanantoniozulia@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Antonio María Claret

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Ángel Javier Villamizar Flórez
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 310 287 2138
  • Correo electrónico: claretcucuta@gmail.comclaretcucuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Cayetano

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. William Elías Gélvez Álvarez
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 313 206 6871
  • Correo electrónico: psancayetano78@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Francisco Javier

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Arbey Edilson Vargas Hernández
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 313 206 6871
  • Correo electrónico: arcangel035@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Gabriel Arcángel

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Hugo Suárez Moreno
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 311 235 3228
  • Correo electrónico: psangabriel29@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Isidro Labrador

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Wilson Jenry Gélves Berbesí
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 871778 – 312 350 5015
  • Correo electrónico: psanisidrolabradorcucuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San José Catedral

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jesús Esteban Osorio Solano; pbro. Jesús Alonso Rodríguez Veloza
  • Horario de Martes a sábado: 5:00 p.m.; miércoles: 7:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5714368 – 317 387 4547
  • Correo electrónico: parroquiasanjosecatedral@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Juan Bautista

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. José Giovanny Nieto Cano
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 750007
  • Correo electrónico: parrosanjuanba@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Juan Bosco

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Fabián Pacheco Llanes
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 812833 – 313 871 9512
  • Correo electrónico: parroquia.sanjuanboscocucuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Juan de la Cruz

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Luis Francisco Vera
  • Horario de Martes a sábado: 4:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 315 716 7093
  • Correo electrónico: luisvera_1968@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Juan María Vianney

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. César Hemel Ortíz Díaz
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 486161
  • Correo electrónico: sanjuanmaria017@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Martín de Porres (Sardinata)

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. William Aguilar Vargas; pbro. Saddy Oviedo Villamizar
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 a.m.; 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 323 493 6600
  • Correo electrónico: parroquia_sardinata@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Martín de Porres (Cúcuta)

  • Sacerdote Celebrante: Fray Camilo Villamizar Amaya, O.P.; Fray Hernan David Vásquez Amézquita, O.P.
  • Horario de Martes a sábado: Lunes: 7:30 a.m.; 5:00 p.m.; martes: 7:30 a.m.;4:00 p.m.; miércoles y sábado: 7:30 a.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 310 240 2780
  • Correo electrónico: parroquiasanmartindeporres.cuc@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Mateo Evangelista

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jesús Alberto Esteban Robles
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 843772
  • Correo electrónico: sanmateoevangelista88@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Miguel Arcángel

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Juan Carlos Orellanos
  • Horario de Martes a sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 781482
  • Correo electrónico: juancazulia17@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Pablo

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. John Alcides Castro Yanquen
  • Horario de Martes a sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 551103
  • Correo electrónico: parroquiasanpablolospatios@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Pío X

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jesús Omar Osma Aldana; Pbro. Henry Escalante Arias
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.; 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 813231
  • Correo electrónico: parroquiasanpioxcucuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Rafael (Cúcuta)

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Freddy Antonio Ochoa Villamizar
  • Horario de Martes a sábado: 7:00 a.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 722382
  • Correo electrónico: parroquiasanrafaelcucuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Rafael (Gramalote)

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Nelson Andrés García García
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 320 937 9005
  • Correo electrónico: p.sanrafaeldegramalote@diocesisdecucuta.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia San Vicente de Paul

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Víctor Ordóñez Velazco
  • Horario de Martes a sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.; 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 802577
  • Correo electrónico: sanvicentedepaul2020@outlook.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santa Ana

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. William Ramón Santamaría Flórez
  • Horario de Domingo: 8:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 843593
  • Correo electrónico: parroquiasantaanacucuta@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santa Laura Montoya

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Eloy Jaimes Ureña
  • Horario de Lunes a Sábado: 3:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 312 376 3727
  • Correo electrónico: parroquiasantalauramontoya@diocesisdecucuta.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santa Margarita de Youville

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Pedro Antonio Álvarez Contreras
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 949861
  • Correo electrónico: margaritayouville@Ouhook.es
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santa María Madre de Dios

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Germán Omar Hernández Pinto
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 313 296 5954
  • Correo electrónico: madredediosparroquiasantamaria@gmail.com

Parroquia Santa María Mazarello

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Freddy Calderón, SDB; pbro. Wilfer Cardozo, SDB; pbro. Camilo Cardozo
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:30 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 322 269 8185
  • Correo electrónico: mazarellom2018@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santa María Rosa Mística

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Juan Carlos Ballesteros Celis
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 741004
  • Correo electrónico: parroquiasantamariarosamistica@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santa Mónica

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Carlos Fernando Duarte Ribero
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 a.m.
  • Horario de Domingo: 9:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 316 698 2118
  • Correo electrónico: parroqstamonicacuc@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santa Rita de Casia

Parroquia Santa Rosa de Lima

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Benedicto Vaca Cáceres
  • Horario de Lunes a Sábado: Jueves 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 7:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 941383 – 310 793 3728
  • Correo electrónico: aparroquiasantarosadelimacucuta@hotmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santa Teresa de Calcuta

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Ruber Carrero López
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 920908
  • Correo electrónico: parroquia.santateresadecalcuta@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santiago Apóstol

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Óscar Alexis Pérez Morales
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 a.m.; 10:00 a.m.; 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 320 337 9061
  • Correo electrónico: psantiagoapostol@outlook.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santísima Trinidad

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Juan Ismael Castrillón Valencia; Alfonso María Loaiza Loaiza
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 712246
  • Correo electrónico: parroquiatrinidad@outlook.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santísimo Redentor

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Uriel Horario Useda; pbro. Leonel Vásquez; pbro. Luis Guillermo Lagos
  • Horario de Lunes a Sábado: 5:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.; 5:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 313 288 4756
  • Correo electrónico: vasvaleo17@hotmail.com

Parroquia Santo Domingo Savio

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jorge Alexander Perutty Gómez; pbro. Wilson David Alba García
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 774398
  • Correo electrónico: parroquiasantodomingosavio12@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Santos Apóstoles

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Omar Leonardo Arias Quijano
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 6:00 p.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 814175 – 310 808 9939
  • Correo electrónico: parroquialossantosapostoles.87@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Señor de Los Milagros

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Jorge Andrés Suárez Flórez
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 793660
  • Correo electrónico: jorgeandressuarez09@gmail.com
  • Da click aquí para seguir la transmisión

Parroquia Todos Los Santos

  • Sacerdote Celebrante: Pbro. Luis Eduardo Álvarez Díaz
  • Horario de Lunes a Sábado: 6:00 p.m.
  • Horario de Domingo: 10:00 a.m.
  • Teléfono atención espiritual: 5 769968
  • Correo electrónico: luchoalvarez180@hotmail.com

 

Iglesia de Cúcuta lleva la imagen de la Virgen de Fátima por las calles de la ciudad

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Cada 13 de mayo, los fieles católicos de Cúcuta tienen por tradición y fervor, peregrinar al monumento de Nuestra Señora de Fátima en el barrio San Miguel, que custodia la ciudad desde diciembre de 1949.

Este año no se pudo llevar a cabo de esta manera, ya que los colombianos deben cumplir con el Aislamiento Preventivo Obligatorio y cuidarse para prevenir contagiar y/o propagar el Coronavirus. Por ende, la Diócesis de Cúcuta decidió llevar la imagen de la Santísima Virgen a cada una de las personas, que desde sus hogares celebran esta fecha en honor a la Virgen María.

Con el acompañamiento del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cúcuta y la Policía Metropolitana de Cúcuta (MECUC), el Centro de Comunicaciones de la Diócesis de Cúcuta emprendió un recorrido por las calles del centro de la ciudad y barrios aledaños, iluminando hogares y comercios con la presencia de Fátima. Se realizó el rezo del Santo Rosario, con sonido amplificado para que llegase a cada rincón; de igual forma, se transmitió video en vivo por los canales y redes sociales oficiales de la Iglesia Particular de Cúcuta.

Este momento y signo de esperanza fue animado por los sacerdotes Jesús Alonso Rodríguez Veloza, vicario de la Catedral San José; Luis Jesús García Velazco, vicario de la parroquia San Antonio de Padua (Centro); y Diego Eduardo Fonseca Pineda, director del Centro de Comunicaciones diocesano.

Durante el recorrido, se pudo observar la bandera Mariana en las fachadas de los hogares, asimismo, las familias encendieron velas para saludar a la Virgen en la caravana y unirse a la oración.

La Diócesis de Cúcuta durante la pandemia continúa edificando la Iglesia de Cristo y sirviendo con amor y caridad las necesidades de los fieles, tanto materiales como espirituales. Y especialmente, en este día, 13 de mayo, atiende las palabras del Papa Francisco al afirmar que bajo la protección de la Virgen, «los dolores y las aflicciones de la vida serán más llevaderos». Su Santidad invita a vivir este mes de mayo con una oración diaria «más intensa y fiel».

Ver Galería.

Reflexiones del monumento a la virgen de Fátima de la ciudad de Cúcuta

Por: Luis Fernando Niño López, Doc­tor en Historia y artes de la Universi­dad de Granada – España. Presidente de la Academia de Historia de Norte de Santander.

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

La especie humana durante todo su trasegar por la tierra comenzó a ubi­carse estratégicamente en grupos sociales que determinaron la evolución de las sociedades modernas, pasaron por las fratrías, las curias, las tribus hasta llegar a las grandes civilizaciones tales como las conocemos hoy en la historia; Sumerios, Babilonios, Egipcios, caldeos, Incas, Ma­yas, Aztecas, Bari entre otras. A medida que en su colectivo tomó conciencia del “estar” en un solo lugar y que los poderes relacionados entre lo humano y lo divino se juntaran, la construcción de elementos corpóreos tomó fuerza para hechos polí­ticos, guerreros y elementalmente religio­sos, de allí la importancia de los monu­mentos.

Se considera monumento a toda aquella estructura que haya sido construida especialmente como modo de conmemorar a alguien o a algún evento. Un monumen­to, sin embargo, puede ser un espacio o un objeto que naturalmente gana importancia y significado para una sociedad a pesar de no haber sido construido para tal fin (esto es especialmente común cuando se hablan de monumentos naturales). Por lo general, el monumento, además de ser un elemen­to ceremonial, tiene una riqueza artística e histórica única.

Desde la Antigüedad el ser humano ha construido diversos tipos de monumentos en conmemoración a personas o a hechos específicos. Estos monumentos han va­riado en términos de tamaño, dimensión, diseño, material y estilo a lo largo de los si­glos. Mientras que en otras épocas se cons­truían monumentos de tamaño magnífico y casi sobrehumano (como las Pirámides de Egipto, Machu Pichu, el Templo de Teno­chtitlán), hoy en día se acostumbra realizar esculturas de tamaño accesible que tienen por objetivo honrar a aquellas personas a las que representan.

Al mismo tiempo, los monumentos de la Antigüedad eran tales obras de ingeniería e infraestructura que se volvía casi impo­sible conocer al autor y en muchos de los casos no se ha logrado disertar el porqué de estas mega obras. En la actualidad, los monumentos son en su mayoría realizados por un artista en particular o por un grupo de artistas dirigidos por un maestro mayor.

Como tales, los monumentos deben con­tar con protección especial que les permi­ta mantenerse en buen estado al pasar el tiempo, de modo tal que las generaciones venideras pue­dan disfrutarlos también.

Nuestra amada Cúcuta ha sido un ejemplo, desde su creación, de la monumentalidad en di­versos aspectos religiosos en gran cantidad (Cristo Rey, Pa­rroquia de San Luis, Fátima, El cerro Nazareno), a nivel Patriótico (Loma de Bolívar) y de otras índoles, lo que se ha demostrado con el paso de los años en medio de recordacio­nes y querencias citadinas. Es de resaltar que las grandes obras y monumentos del pasado nos muestran el empuje y la berraquera de los que nos an­tecedieron.

Dentro de las múltiples muestras de reli­giosidad y respeto la Virgen de Fátima es una advocación mariana que tuvo su ori­gen en la localidad del mismo nombre en Portugal. Fue allí, en Cova de Iría, un lu­gar a once kilómetros de Ourem y a ciento treinta y seis kilómetros de Lisboa, donde un resplandor celeste con forma de mujer se apareció, sobre una encina, vestida de blanco y reveló una serie de mensajes a la humanidad. Testigos vivos de este aconte­cimiento fueron tres humildes pastorcillos, que abrevaban a sus ovejas por la zona. Los dos hermanos Francisco y Jacinta Marto y su prima Lucia Dos Santos fueron los de­positarios de este mensaje hasta su muerte.

Según su relato, fueron sor­prendidos por un relámpago seguido de una aparición: una mujer envuelta en halo de luz y vestida con túnica dorada les habló, conminán­doles a volver el día trece de cada mes a ese mismo lugar. De esta forma la Virgen fue revelándoles, poco a poco, y a lo largo de varios meses una serie de profecías que posteriormente se difundie­ron por Europa y el mundo en forma de misterios. A partir de entonces, Fátima se convirtió en un lugar de culto y peregrinación mundial.

Francisco y Jacinta murieron jóvenes, de gripe española, mientras que Lucia vivió hasta hace pocos años, por lo que tuvo la oportunidad de difundir por más tiempo las revelaciones divinas. Ella ingresó de mon­ja en el convento de las doroteas donde fue visitada por el mismísimo San Juan Pablo II.

La tradición oral dice que estas aparicio­nes tuvo origen en los testimonios de los pastores Lucía, Jacinta y Francisco, quie­nes afirmaron haber presenciado varias apariciones marianas en Fátima (Portugal), entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917. Hace 103 años.

A partir de entonces, esta advocación ex­tendió su fama al mundo y Cúcuta también le erigió un monumento a mediados del si­glo XX. El sacerdote Guillermo Santama­ría, para la época párroco de San Antonio de Padua, lo construyó. La imagen llegó el 3 de diciembre de 1949, procedente de Bogotá e inaugurada el 18 de diciembre del mismo año.

La estatua de la virgen, de 3 metros, reposa sobre una bola a manera de mundo. La es­tructura consta de una columna en concreto de 10 metros de alta; esta ubicada al final de la calle 8 barrio San Miguel. Hace dos años fue remodelada para uso de todos los cucuteños y bienestar de sus vecinos.

La importancia de dicho monumento tiene dos aspectos a reflexionar, primero la capa­cidad que teníamos los habitantes de estas tierras de superar las adversidades; pasó el terremoto de 1875 y nos levantamos, nos dio la fiebre amarilla de 1886 y con la mor­tandad de la población volvimos a resurgir, llegó la guerra de los mil días y el sitio de Cúcuta en 1900 y fuimos capaces de avan­zar hacia la paz, llegó el viernes negro de la economía del 1983 y resolvimos no de­jarnos anonadar y llegó el coronavirus (Co­vid-19) y debemos mostrar una vez más de lo que estamos hechos.

En segundo lugar, seguir descubriendo nuestra riqueza espiritual y devota de nues­tras creencias, la fuerza de la fe que todo lo transforma, dar gracias a la Virgen de Fátima por seguir protegiéndonos a los ca­tólicos y creyentes y ante todo que estos 71 años de romería a este lugar. Que este mo­numento, nos siga recordando cual cerca estamos de su bendición y amor mariano. Recordar y conmemorar nos debe ayudar a fortalecer nuestro interior para salir avan­tes en estos momentos de solidaridad y unidad social, no hay otra opción.

Fuente:

-Avendaño Guevara, Pbro. Edwin Leonar­do. Monumentos, esculturas, bustos, me­dallones y placas conmemorativas de San José de Cúcuta. Monumento a la virgen de Fátima N- 98 / Pagina130/ Autores: Ra­mon Sanabria y Misael Gutiérrez

– https://www.matermundi.tv/2018/01/03/ advocaciones-marianas-virgen-fatima/

– https://www.definicionabc.com/general/ monumento.php

La Comunión Espiritual a través de los medios de comunicación

Por: Pbro. Javier Alexis Agudelo Avendaño.

Parroquia Santa Teresa de Calcuta. Foto: Cortesía

“Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo” (Ap 3, 20).

La Comunión Espiritual es poco conocida y poco practicada, sin embargo, es un manantial especial e incomparable de gracias y bendiciones. Por medio de ella muchas almas alcanzaron su perfección espiritual. Urge una catequesis para explicar esta antigua devoción y animar a los fieles a desear ardientemente recibir al Señor en el Santísimo Sacramento.

La Comunión Espiritual es una oración con la que el fiel católico expresa el deseo de recibir a Jesucristo en la Eucaristía sin afectar materialmente la comunión sacramental, es decir, sin recibir la forma consagrada. Se utiliza sobre todo como una preparación para la Santa Misa o en los casos en los que es imposible acudir a ella. La Comunión Espiritual, tiene su origen natural en el vehemente deseo de las almas de recibir al Señor eucarísticamente y no ser esto posible, en el momento o circunstancia indicada. En cuanto a su origen histórico, la Comunión Espiritual es muy anterior al Concilio de Trento (1545) en el cual ya se hacía referencia a ella alabándola y exhortando a los fieles a practicarla.

Para Santo Tomás de Aquino, “La comunión espiritual consiste, en un deseo ardiente de recibir a Nuestro Señor Jesucristo sacramentalmente y en amoroso abrazo, como si se lo hubiera ya recibido.” El efecto o las consecuencias de recibir la Comunión Espiritual, pueden ser para el alma las mismas que la recepción eucarística, con la diferencia que solo se recibe el Espíritu, pero no el cuerpo material del Señor.

¿Qué se dice desde el Derecho Canónico en relación con la Comunión Espiritual?

El Derecho de la Iglesia, el Derecho Canónico, tiene como una de sus finalidades fundamentales sanar, reparar, arreglar lo que está desarreglado. Y todo ello como expresión de la fidelidad a la finalidad del Derecho en la Iglesia: la salvación de las personas. La persona se constituye así en el centro de la preocupación del Derecho. La misión de Jesucristo en la tierra fue salvar a la humanidad, aniquilando del hombre el pecado que lo había apartado de Dios.

Esta misión, encomendada por Cristo a los Apóstoles (Mt 28, 18.20; Lc 24, 44-49; Jn 20, 22ss; Hech 1, 7ss), se sigue desplegando por medio de la Iglesia hasta el final de los tiempos.

Siendo la salvación de las almas (Salus Animarum) la ley suprema en la Iglesia y la finalidad última de las leyes, el ordenamiento canónico y la disciplina eclesiástica deben responder a la voluntad de Dios de salvar al género humano, valiéndose de los medios que estén a su alcance.

Sin embargo, en relación con la Comunión Espiritual no dice absolutamente nada por cuanto que es una preocupación más de tipo pastoral de la Iglesia que de carácter disciplinar. En razón a esto el Código de Derecho Canónico (CIC) en el can, 918 contempla entre las obligaciones de los pastores de las almas se encuentra la de procurar que los fieles se alimenten frecuentemente de la Santísima Eucaristía (Conf. c. 528 §2) preferiblemente (intra missam) dentro de la misa.

Pero téngase presente, que existen circunstancias en las que los pastores de almas no pueden cumplir con esta preocupación pastoral, o porque los fieles están impedidos por el ordenamiento canónico como es el caso de una persona que viva en unión libre, o porque existen circunstancias ajenas a la voluntad del pastor como es el caso de la crisis que vivimos por el Covid 19. Para ellos debemos fijarnos en las normas pastorales o en la doctrina de la Iglesia frente al tema de la Comunión Espiritual.

¿Cuándo hacer la Comunión Espiritual?

Siempre es posible hacer la Comunión Espiritual, inclusive durante varias veces en el día. Algunos fieles acostumbran a hacerla al momento de despertar, y también antes de ir a dormir. Hay algunas personas que se dirigen a la Misa en el templo, y allí la practican. Así como otras lo hacen en la misa que se transmite a través de la televisión, o como lo estamos haciendo actualmente por los diferentes medios de comunicación y redes sociales.

El Catecismo de la Iglesia Católica en su número 1416 expresa que la Sagrada Comunión del Cuerpo y de la Sangre de Cristo acrecienta la unión del comulgante con el Señor, le perdona los pecados veniales y lo preserva de pecados graves. Puesto que refuerza los lazos de caridad entre el comulgante y Cristo. La recepción de este sacramento fortalece la unidad de la Iglesia, y la configura como cuerpo místico de Cristo.

Para hacer una comunión espiritual que nos permita alcanzar la gracia de la Eucaristía, lo primero es tener un gran amor al Señor y un gran deseo de recibirlo y, sabiendo que no es posible recibirlo físicamente, disponerse a recibirlo espiritualmente. Lo segundo es que la persona le pida a Jesús que venga a su corazón. Puede pedírselo con sus propias palabras, o puede emplear una bella y conocida oración, escrita por San Alfonso María de Ligorio, que se ha utilizado durante siglos con esa intención: “Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el Cielo y en el Santísimo Sacramento del altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya te hubiese recibido, Te abrazo y me uno del todo a Ti. Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti”. Amén.

Puede hacerse siempre. A diferencia de la Comunión física, que sólo puede recibirse una vez al día, máximo dos (y la segunda, por razones justificadas y sólo en Misa), la Comunión espiritual puede hacerse varias veces al día. Hay quien acostumbra ir a Misa entre semana y si un día no puede ir, hace la Comunión espiritual. Hay quienla hace cuando ve la Misa por televisión (lo cual no sustituye la obligación de asistir a Misa, pero es un recurso que permite los ancianos y enfermos que no pueden salir, sentirse de algún modo unidos espiritualmente a quienes participan de la Misa, escuchar las Lecturas, unirse en las oraciones, y hacer la Comunión espiritual).

Y, desde luego, hay quien asiste a Misa el domingo y por alguna razón no puede comulgar físicamente, por lo que recurre a la Comunión espiritual. En la situación actual de la pandemia que vivimos la Comunión Espiritual se puede hacer a través de los distintos medios de comunicación siempre y cuando se tenga en cuenta lo dicho anteriormente.

La Comunión Espiritual y los medios de comunicación

Frente al avance del COVID-19 en el mundo, diversas parroquias y capillas ofrecen la transmisión de la Santa Misa en vivo a través de las redes sociales como modo de vivir la liturgia, aunque sin la posibilidad de recibir la comunión sacramental. Pero la vida de unión con Cristo va mucho más allá de eso.

En consonancia con las autoridades sanitarias de distintas partes del mundo, varias Conferencias Episcopales han suspendido la celebración de la Eucaristía con presencia de fieles como una medida preventiva para evitar aglomeraciones de personas y, por ende, focos de contagio.

En este contexto, la tecnología y la creatividad son un gran aliado: en las redes sociales abundan las propuestas para seguir la misa vía streaming (transmisión en vivo), a través de sitios web, cuentas de Facebook, Instagram y YouTube. Pero ¿en tiempos del COVID-19 se puede practicar la Comunión Espiritual? La respuesta es: sí.

En los lugares donde se ha tomado medidas extremas para evitar la propagación del COVID-19 las Iglesias han cerrado las puertas. Sin embargo, la Iglesia misma no ha cerrado sus puertas, especialmente en nuestros hogares, la «Iglesia Doméstica». Este es el espacio para redescubrir la práctica de la oración en familia y el crecimiento espiritual.

En muchos templos se sigue celebrando la Eucaristía, sin fieles presentes. Si bien estos no están presentes físicamente, sí están vinculados con nosotros por medio de la internet, como comunidad de oración unida, participando con la Comunión Espiritual. Los animamos a compartir la Eucaristía, con la Comunión Espiritual, a través de los medios de comunicación como por ejemplo en la Emisora Vox Dei. En los nuevos areópagos, y según las modalidades adecuadas a cada uno de ellos, hay mucho espacio para difundir la espiritualidad católica. En cierto sentido, vale recordar aquí lo que escribía San Juan Pablo II al hablar de la actividad misionera de la Iglesia: “El primer areópago del tiempo moderno es el mundo de la comunicación, que está unificando a la humanidad y transformádola -como suele decirse- en una «aldea global». Los medios de comunicación social han alcanzado tal importancia que para muchos son el principal instrumento informativo y formativo, de orientación e inspiración para los comportamientos individuales, familiares y sociales”. (Encíclica Redemptoris Missio, nº 37).

Para estos momentos de crisis mundial en que la fe de los cristianos se pone a prueba, los medios de comunicación se han convertido en ese canal por el cual podemos mantener la Comunión. Demos gracias a Dios por su existencia y aprovechemos que están a nuestro alcance para seguir compartiendo la fe y la comunión con Cristo.

Iglesia Católica de Cúcuta atiende necesidades de El Pórtico

Fotos: Cortesía

El martes 5 de mayo, la Diócesis de Cúcuta llegó hasta la vereda El Pórtico del corregimiento de San Pedro, para entregar ayudas alimenticias a la población más necesitada.

La Policía Metropolitana de Cúcuta (MECUC) le otorgó a la Iglesia el acompañamiento necesario para esta distribución. Se realizó previa desinfección a los vehículos, equipos y paquetes, así mismo, policías y voluntarios usaron los elementos de bioseguridad requeridos para evitar la propagación y el contagio de la COVID-19.

Gracias al Banco Diocesano de Alimentos, se reunieron 550 mercados, para que, con la Caridad de Cristo, se pudiese asistir en la pandemia a los habitantes más vulnerables de El Pórtico.

En mayo, el Papa invita a orar por los diáconos, “signo vivificante de la Iglesia”

La intención de oración mensual del Papa Francisco, que publica la Red Mundial de Oración del Papa, es por los diáconos para el mes de mayo.

A Su Santidad le preocupa que los diáconos lleguen a ser vistos como “sacerdotes de segunda categoría”, por ello, propone que “recemos para que los diáconos, fieles al servicio de la Palabra y de los pobres, sean un signo vivificante para toda la Iglesia”.

Diócesis de Cúcuta ayuda a las familias de ‘La Niña María’

Fotos: Cortesía

En la emergencia sanitaria de la COVID-19, la Diócesis de Cúcuta ha estado pendiente de las familias de los niños y niñas inscritos en el Centro de Caridad de Ayuda Infantil ‘La Niña María’, para seguir contribuyendo con su alimentación aun estando los menores en sus casas, obedeciendo el Aislamiento Preventivo Obligatorio.

Periódicamente se han citado a los padres de familia en la Fundación Autónoma Asilo Andresen, donde funciona ‘La Niña María’, para otorgarles mercados y kits de aseo.

Acatando todas las normas de bioseguridad, el pasado viernes 1 de mayo, se hizo una cuarta entrega de paquetes alimenticios a 200 familias de los niños, con el fin de aliviar sus necesidades durante la pandemia.

La Iglesia Católica frente a las pandemias

Por: Pbro. José Elver Rojas Herrera, párroco Sagrado Corazón de Jesús.

San Carlos Borromeo

Mientras el hombre de hoy se jacta de haber construido desde la ciencia y la técnica una torre para ser más grande que Dios, se retuerce en sí mismo al tener que aceptar su condición de ser simplemente una creatura frágil, débil e impotente, que ante la amenaza inminente de la muerte se esconde y tiembla. El lenguaje y las recomendaciones para enfrentar la epidemia, está en boca de todo tipo de persona natural o jurídica, pero poco o casi nada se habla del cómo acompañar y servir al que está enfermo.

Desde su misma creación la Iglesia, fiel a los mandatos del Señor Jesucristo, se ha enfrentado por amor a sus hermanos y dignidad del ser humano, a las más terribles epidemias que han azotado a la humanidad. Son muchos los hombres y mujeres que a lo largo de los siglos no se guardaron nada a la hora de practicar el amor y la misericordia. Basta con mencionar a algunos de ellos para conocer hasta dónde es capaz de llegar una persona cuando se deja seducir del amor de Dios.

Peste de Cipriano

Por ejemplo, la pandemia del siglo III conocida como la peste de Cipriano, que se extendió desde Egipto por el norte de África y llegó hasta Roma, provocó en esta ciudad la muerte de 5 mil personas diarias y causó en Alejandría, según el sociólogo Rodney Stark, la muerte del 60% de la población.

Todos huían y nadie se atrevía atender a los enfermos, moribundos, ni mucho menos recoger a los muertos. En esta situación de miedo, desesperación e incertidumbre, la historia atestigua ver a los cristianos correr hacia los pacientes para ofrecerles la atención y el cuidado que requerían, así lo describe Dioniso: “Los paganos rechazaron a sus enfermos, huyeron de sus propios parientes, lanzaron cuerpos medio muertos a las calles; aun así sufrieron más que los cristianos, cuyos heroicos actos de misericordia se relatan por su obispo. Muchos sacerdotes, diáconos y personas de mérito murieron por socorrer a otros, y esta muerte, señala Dionisio, de ningún modo fue inferior al martirio”.

Si algo llama la atención en este episodio tan duro de la historia fue el papel de los jóvenes, quienes, a costo de su propia vida, se convirtieron en el grupo de apoyo del obispo de Alejandría para aliviar el dolor de los enfermos y desvalidos.

Peste Negra

Hacia la Edad Media, vale la pena poner nuestra mirada en la figura de San Roque: su nombre significa “fuerte como roca, era hijo del gobernador de Montpellier, huérfano a los 20 años, decidió vender todas sus posesiones, repartir el dinero a los pobres y partir como peregrino a Roma con el deseo de visitar los santuarios. Cerca a Roma se encontró con una fuerte epidemia de peste negra que desató una gran mortandad en toda Europa. En vez de huir, se dedicó a cuidar a los enfermos y con la señal de la cruz a muchos curaba milagrosamente. Como nadie se acercaba a los cadáveres por miedo a contagiarse, él mismo les daba cristiana sepultura.

Roque, contagiado de la peste, decidió retirarse a una choza de un bosque cercano con el fin de evitar contagiar a otros y esperar allí la muerte. Pero, los que confían en el Señor pueden padecer sufrimientos, más Dios los guarda y protege con su poder para hacerlos signo de su misericordia. La historia cuenta que durante su enfermedad un perro le llevaba un trozo de pan que sacaba de la cocina de su amo y lamía sus heridas, hasta que el amo decidió seguir a su perro y al encontrar a Roque lo condujo hasta su casa y le curó sus llagas.

Ahora en la Edad Moderna nos centramos con la figura del arzobispo de Milán, San Carlos Borromeo: La peste había desatado en Milán el pánico y la confusión entre los nobles y las autoridades, quienes al ver que el barco se hundía, huyeron despavoridos.

Ni corto ni perezoso el arzobispo, sin temor al contagio, se puso al frente de la situación: organizó a los religiosos para atender diariamente a más de 60 mil enfermos y hambrientos; persuadió a los gobernantes a poner la confianza en Dios y hacer actos de penitencia, ayuno y oración; pidió al Papa Gregorio XIII le concediera indulgencias para impartirlas al pueblo; convocó a procesiones públicas que encabezaban sus canónicos con una soga al cuello y los pies descalzos; envió a algunos sacerdotes para que con taburete en mano fueran a las casas y, guardando la respectiva distancia, escucharan a los penitentes en el sacramento de la confesión. Finalmente salía a visitar personalmente a los enfermos a quienes les lavaba sus heridas.

Podríamos enumerar más acciones llenas de fe y esperanza en un prelado que, al poner toda su confianza en Dios, llenó de fortaleza a sus sacerdotes para que ejercieran la caridad y logró derrotar de su pueblo, sumido en el miedo, la desconfianza, la indiferencia y finalmente la enfermedad.

En la Edad Contemporánea, animan nuestro servicio estas palabras de San Damián: “Ningún sacrificio es demasiado grande si se hace por Cristo”, quien pidió ser enviado a la isla Molokai (la isla maldita), lugar a donde llegaban desterrados los contagiados de lepra.

Consciente que en cualquier momento podría ser contagiado, no escatimó esfuerzos en empezar a ofrecerle a los leprosos trabajo y distracción. Gestionó ayudas del extranjero y logró le enviaran para sus leprosos, alimentos, medicina, ropa e instrumentos para el trabajo.

A los 49 años contrajo la lepra y el gobierno le prohibió salir de la isla, el santo decía: “Hasta este momento me siento feliz y contento, y si me dieran a escoger la posibilidad de salir de aquí curado, respondería sin dudarlo: Me quedo para toda la vida con mis leprosos”.

No cabe duda que estas personas son signos de contradicción en un mundo donde el ser humano ha puesto toda la confianza en la ciencia y la técnica y no en Dios. San Juan Pablo II nos enseñó que razón y fe van de la mano, no se contradicen, se complementan.

No así sucede con la soberbia y la arrogancia de quienes conducen las riendas de un país, los hace ver necios e insensatos, como ha sucedido con los presidentes Donald Trump de Estados Unidos, Jair Bolsonaro de Brasil y Boris Johnson Primer Ministro del Reino Unido, que desde el comienzo de la pandemia no le dieron importancia a un virus que, según ellos, no era más que una simple gripe como para paralizar la economía y la vida cotidiana de sus ciudadanos. La historia se encargará de juzgarlos si por privilegiar lo económico, provocaron en sus pueblos más destrucción y muerte.

En todos los tiempos la voz del Señor resuena con fuerza en el corazón de los que Él llama para hacerlos sus discípulos y misioneros: “el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda la vida por causa de mí y del Evangelio la salvará” (Mc. 8, 35).

Es por eso que hemos encontrado en esta pandemia del COVID-19, sacerdotes como el padre Giussepe Berardelli que renunció a su propio respirador para que un joven viviera. En Reino Unido la hermana Sienna de 73 años, religiosa de las Misioneras de la Caridad Madre Teresa de Calcuta, y que cuidaba de enfermos del coronavirus, también ofrendó su vida al lado de los que son aislados y se sienten privados de una caricia de Dios.

La Diócesis de Cúcuta a lo largo de estos días de confinamiento ha entregado más mercados, elementos de higiene y toneladas de alimentos perecederos, es un reflejo de lo que la Iglesia Católica viene realizando a lo largo y ancho del país con las familias más vulnerables en esta pandemia.

No es mi pretensión hacer una apología de la Iglesia en los tiempos de pandemia, ni mucho menos presentar una línea de tiempo para comparar el modo como hombres y mujeres de fe se enfrentaron a estas terribles enfermedades. Sencillamente busco suscitar en el lector una reflexión que le permita ver desde la fe, el ejemplo de vida de unas personas dentro de la Iglesia, que acercaron a Dios a su pueblo cuando sus gritos y lamentos parecían ser lanzados al vacío y escuchados por nadie.

Vale la pena tener presente en este momento, lo que escribió el filósofo argentino Leiser Madanes “una ciudad bajo una plaga presenta una inmejorable oportunidad para estudiar la naturaleza humana, su sociabilidad, sus instituciones”, aquí es donde se prueba de qué está hecha la Iglesia y cómo sigue siendo signo de salvación, a través de los que dan vida para que otros la tengan abundante.

Cada cristiano católico podrá contarle al Señor lo que ha hecho y enseñado durante este tiempo de miedo, sufrimiento y dolor causado por el COVID-19. Que puedan escuchar en su interior la voz de quien nos dice: “vengan benditos de mi Padre, hereden el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo” (Mt 25, 35), porque dedicaron sus vidas a ver a Dios en los más pobres e indefensos y practicaron con ellos la misericordia.

Oremos por las vocaciones

Por: Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis de Cúcuta.

Con mucha esperanza y alegría aprovecho la oportunidad que me brinda el Periódico La Verdad para entrar en sus hogares y reflexionar sobre un tema de vital im­portancia para nuestras comunidades, el tema de las vocaciones sacerdota­les.

Este domingo, 3 de mayo 2020, el Santo Padre FRANCISCO nos ha convocado para realizar la 57ª Jor­nada Mundial de Oración por las Vocaciones.

El Señor Jesús, estableció que en la Iglesia se perpetuará su presencia, con la figura de los sacerdotes, que en su nombre, “in persona Christi Capiti”, en la persona de Cristo cabeza, presi­dieran la Iglesia y, especialmente, ce­lebraran la Santa Misa, en la cual por la acción y palabras de los sacerdotes se repiten los gestos y las acciones de Jesús, regalándonos su Cuerpo y su Sangre. La Palabra y la acción de Cristo se hacen presentes en su Iglesia en la figura de los sacerdotes.

El Santo Padre FRANCISCO en estos días, con un mensaje publicado el 8 de marzo de 2020, nos invita a orar por las vocaciones. Tanto por los llamados al sacerdocio, como por aquellos invi­tados por el Señor a la vida religiosa.

Esta Jornada llega a su 57° año de realización, una ocasión en la que to­dos, como comunidad de fe, elevamos nuestra oración a Dios, pidiéndole que nos regale muchas y santas vocacio­nes para su Iglesia.

En este Mensaje que el Papa nos rega­la, nos quiere dirigir la atención hacia “las palabras de la vocación”, en una reflexión serena y sentida sobre el tex­to del Evangelio de san Mateo, en el capítulo 14, de los versos 22 al 33.

El Papa FRANCISCO, siguiendo su forma de enseñar y predicar, hace uso de cuatro palabras, sobre las cuales di­rige y orienta su reflexión para animar esta Jornada: dolor, gratitud, ánimo, alabanza.

En un escenario muy bello y suges­tivo, como es el Lago de Tiberíades, en el cual se relata el movimiento de Jesús a la orilla oriental de este mar interior de agua dulce, el Santo Padre hace un símil con la situación actual del mundo, con el camino de la exis­tencia del hombre y de la Iglesia: “En efecto la barca de nuestra vida avanza lentamente, siempre inquieta porque busca un feliz desembarco, dispuesta para afrontar los riesgos y las oportu­nidades del mar, aunque también an­hela recibir del timonel un cambio de dirección que la ponga finalmente en el rumbo adecuado. Pero a veces pue­de perderse, puede dejarse encandilar por ilusiones en lugar de seguir el faro lumi­noso que la conduce a puer­to seguro, o ser desafiada por los vientos contrarios de las dificultades, de las dudas y de los temores”.

En este momento, el Papa invita a los jóvenes y a la Iglesia a abandonarse en las manos de Cristo, a decidirse, a pasar a la otra orilla, “abandonando las propias seguridades” para seguir las huellas de Cristo.

El seguimiento de Cristo no es algo pacífico, fácil, descontado, comporta generosidad y entrega, vientos con­trarios donde la barca es sacudida por olas. Este viaje es presentado por el Papa como un “viaje difícil”, pero en el cual no estamos solos. El Señor hace el camino anticipadamente, ca­minando sobre las aguas, para acom­pañar a Pedro, evitando que se hun­diera y calmando el viento, para subir la barca. La vivencia de la vocación en este mundo, en las limitaciones ac­tuales, es la primera palabra, “dolor”.

En segundo lugar, nos lleva a vivir y leer la palabra “gratitud”, en refe­rencia a la navegación, a las tareas y rutas encomendadas en la vida. Dice el Papa: “nuestra realización personal y nuestros proyectos de vida no son resultado matemático de lo que deci­dimos dentro de un “yo” aislado, al contrario, son ante todo la respuesta a una llamada que viene de lo alto. Es el Señor quien nos concede en pri­mer lugar la valentía para subirnos a la barca y nos indica la orilla hacia la que debemos dirigirnos. Es Él quien, cuando nos llama, se convierte tam­bién en nuestro timonel para acom­pañarnos, mostrándonos la dirección, impedir que nos quedemos varados en los escollos de la indeci­sión y hacernos capaces de caminar incluso en aguas agitadas”.

Jesús invita a los discípu­los a no tener miedo, los tranquiliza y les da segu­ridad (versículo 27). Es la referencia a la palabra “ánimo”. De frente a la llamada de Dios, podemos entrar en crisis, podemos sufrir buscando la respues­ta al Señor, es la gran pre­gunta que cada uno se plan­tea en su vida, dice el Papa: “¿será realmente el camino acertado? ¿El Señor me pide esto justo a mí?”.

El Papa en su mensaje nos invita a te­ner valentía y nos asegura su presen­cia, su compañía, dejando aparte el desaliento. Dice el Santo Padre: “Toda vocación implica un compromiso. El Señor nos llama porque quiere que seamos como Pedro, capaces de “ca­minar sobre las aguas”, es decir, que tomemos las riendas de nuestra vida para ponerla al servicio del Evangelio, en los modos concretos y cotidianos que Él nos muestra, y especialmente en las distintas formas de vocación lai­cal, presbiteral y de vida consagrada. Pero nosotros somos como el Apóstol: tenemos deseo y empuje, aunque, al mismo tiempo, estamos marcados por debilidades y temores”

Este Mensaje quiere ser una palabra de aliento y de fuerza para que oremos todos por las vocaciones sacerdotales y religiosas, para que pese a nuestras falencias y nuestras limitaciones siga­mos sirviendo al Señor. Esta Jornada tiene que invitarnos a orar intensa­mente al Señor en nuestras familias y comunidades para que nos conce­da muchas y muy santas vocaciones y, también, tiene que hacer entrar en la reflexión y el encuentro con el Maes­tro a muchos jóvenes para que respon­dan con alegría al llamado de Dios que se repite en la historia y el tiempo, en sus vidas concretas.

El Papa nos invita a desarrollar y cul­tivar una actitud interior de respues­ta a Dios, como la Virgen María, que “abandonó sus miedos y turbación, abrazó con valentía la llamada e hizo de su vida un eterno canto de alaban­za al Señor”.

Los animo a todos a orar por las vo­caciones, a pedir a Dios por tantos jó­venes que en nuestra Iglesia particular están respondiendo al Maestro en su escuela que es el Seminario Mayor San José de Cúcuta y los ocho semi­naristas que se forman en Roma. Ellos necesitan nuestra oración y nuestra ayuda para responder generosamente al Señor.

¡Alabado sea Jesucristo!