Obispos de Colombia se manifiestan ante asesinatos de líderes sociales

Preocupación y dolor manifiestan los Obispos católicos de Colombia, debido a las constantes acciones violentas a las que son sometidas comunidades del país y los asesinatos de los líderes sociales. A través de un comunicado, el episcopado colombiano, invita a los ciudadanos a no ser indiferentes ante estos hechos.

De igual forma hacen un llamado “a las autoridades municipales y regionales que recientemente han tomado posesión de sus cargos, para que incluyan en sus acciones de gobierno la protección de las comunidades y de sus líderes”. Los Obispos piden una política pública nacional que incluya acciones de protección y respuesta oportuna por parte de las Instituciones del Estado frente a estas amenazas.

Descargar comunicado.

Casa de Paso regresa al servicio el próximo 20 de enero

Fotos: cortesía

Después de culminar el año 2019, donde el alimento nunca faltó y se atendió con caridad a las personas más vulnerables en la zona de frontera, la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ de la Diócesis de Cúcuta, se prepara para retomar el servicio.

Hasta el 22 de diciembre se atendió a las más de 5.000 mil personas que llegan a esta obra de misericordia, por un plato de comida o servicios básicos de salud. Servidores, voluntarios y personas de buena voluntad se tomaron un tiempo de descanso para compartir con sus familias y regresar en el 2020 con la disposición de seguir brindando su ayuda a los hermanos venezolanos y colombianos retornados.

A partir de este lunes 13 de enero, se llevan a cabo en la Casa de Paso jornadas de limpieza, mantenimiento y adecuación de espacios, para que los visitantes encuentren un lugar en las mejores condiciones.

El próximo sábado 18 de enero, a partir de las 8:30 a.m. se espera los servidores y personas allegadas a esta obra, a vivir una jornada de espiritualidad para reencontrarse, fortalecer la fe y encomendarle al Señor el servicio al que han sido llamados.

El lunes 20 de enero se abren sus puertas para atender nuevamente a los miles de migrantes.

Iglesia católica en Cúcuta entrega 135 millones de pesos en ayudas para familias vulnerables

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El programa ‘Follow Up To’ Respuesta Conjunta Colombia, concluyó el 2019 con la entrega de 135 millones de pesos en ayudas materiales para 120 hogares de zonas marginadas de la ciudad de Cúcuta.

Este proyecto es una iniciativa que lidera la Diócesis de Cúcuta, a través de la Corporación de Servicio de Pastoral Social (Cospas), en alianza con el Secretariado Nacional de Pastoral Social Cáritas Colombiana y la Pastoral Social de Holanda (Cordaid), el cual consistió en estudiar las necesidades de la población perteneciente al Centro de Evangelización Santo Tomás, que comprende los barrios La Fortaleza, El Talento y La Flor, en el Anillo Vial Occidental.

Lo que más alertó fue la presencia de niños que viven en situaciones precarias, sobre todo por la falta de salubridad, desde el lugar donde duermen, hasta para su higiene personal.  Por esta razón, se censó a la comunidad y se identificaron a las mujeres cabeza de familia, a los migrantes venezolanos, colombianos retornados y víctimas desplazadas por el conflicto armado.

Los beneficiarios de ‘Follow Up to’ recibieron acompañamiento psicosocial en lo corrido del año; capacitación en el manejo y saneamiento básico del agua; encuentros pastorales y de evangelización, apoyados por el padre que guía espiritualmente el Centro de Evangelización Santo Tomás, el presbítero Fabián Pacheco, y por las hermanas Misioneras de la Nueva Vida, quienes hicieron una intervención integral.

Después de estos procesos, el pasado 30 de diciembre, el padre Abimael Bacca Vargas, director de Cospas y Yazmín Esmeralda Corzo Sánchez, coordinadora del proyecto, hicieron la entrega de camas con sus respectivos colchones y sábanas; kits de aseo (shampoo, jabón, papel higiénico, cepillo dental); útiles de cocina (ollas, jarras, cubiertos, platos); recipientes para almacenar aproximadamente 250 litros de agua, ya que en estas zonas el agua potable llega cada 15 días.

Esta obra de caridad cerró el año 2019 beneficiando a 120 familias, que suman cerca de 700 personas.

Obispo de Cúcuta comparte fraterna Navidad con los medios de comunicación

Fotos: Centro de Comunicaciones de la Diócesis de Cúcuta

Como gesto de gratitud y fraternidad, el Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, estuvo este 23 y 24 de diciembre visitando los medios de comunicación de la ciudad, para compartir el misterio de la Navidad.

Diario La Opinión

Caracol radio

En los medios impresos y radiales, Monseñor agradeció por contribuir a través de la información en la construcción de la paz y la transparencia de los procesos sociales, además de practicar la caridad en estas fechas especiales, ya que también se unen a la invitación de compartir con los más necesitados, y llevan alegría a fundaciones y población vulnerable con detalles y un mensaje de esperanza.

Rcn Radio

Radio Uno

Fiesta Cúcuta

En este día, Monseñor Víctor Manuel ofreció en cada medio de comunicación buñuelos y natilla, preparados por él mismo, como signo de la unión que anima la llegada del Salvador. Así mismo, le desea a los periodistas que la celebración de la Encarnación del Hijo de Dios, traiga abundantes bendiciones, paz y prosperidad para sus familias, y suscite el deseo de seguir construyendo un futuro más fraterno y solidario desde los medios de comunicación.

Comando de la Policía Metropolitana de Cúcuta

Casa de Paso cierra año con más de 3.318.300 raciones de alimentos entregadas

Con motivo de la Navidad, en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ se celebró la Sagrada Eucaristía, presidida por Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, quien acompañó a los servidores y comensales en el último día de labores del año.

Gracias a la generosidad de la Iglesia católica, de organizaciones internacionales, empresarios y ciudadanos cucuteños se han entregado al término 2019 y desde su apertura (5 de junio de 2017), más 3.318.300 raciones de alimento entre almuerzos, desayunos y ‘repeles’; consultas médicas gratuitas; atenciones socio-jurídicas; contando con la colaboración de  voluntarios (sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosos, religiosas, movimientos apostólicos, instituciones públicas y privadas).

Con música, regalos y el alimento diario, la Casa de Paso cierra sus puertas por este año, esperando regresar el 10 de enero del próximo año, para seguir siendo un lugar de misericordia, donde el pan se comparte con los más necesitados.

Celebración navideña en el Asilo Andresen

Los niños y niñas colombianos retornados y migrantes venezolanos que asisten a la Fundación Pía Autónoma Asilo Andresen, y quienes son atendidos en el Centro de Atención Humanitaria Infantil ‘La Niña María’, celebraron la Navidad este fin de semana en las instalaciones del Asilo.

Los menores fueron invitados junto a sus padres para compartir una cena tradicional navideña, como signo de unión, fraternidad y de esperanza por acoger al Salvador que está por llegar.

En el Asilo y la guardería, además de brindar un bienestar integral, se acompaña espiritual y pastoralmente a estas familias, para que en medio de sus necesidades, vivan la Palabra de Dios, la cual los conducirá a un Reino de amor, justicia y paz.

Diócesis de Cúcuta concluye segunda fase de Participaz con la entrega de más de 87 millones de pesos

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El pasado jueves 19 de diciembre, en el municipio de Sardinata se llevó a cabo el cierre a nivel diocesano de la segunda fase del proyecto Participaz.

Participaz es una iniciativa de la Corporación de Servicio de Pastoral Social (Cospas) de la Diócesis de Cúcuta, que se trabaja en Sardinata y Bucarasica (Norte de Santander); su objetivo principal es fomentar la participación y autodeterminación política de las comunidades rurales, teniendo como eje fundamental la transformación pacífica de conflictos y generar aportes que contribuyan a su desarrollo económico.

En la segunda fase de este programa, en la línea de construcción de paz, se desarrollaron estrategias de paz en el Catatumbo y el objetivo final fue la entrega de líneas productivas, como apoyo para las iniciativas locales de paz y diecisiete juntas de acción comunal que tienen comités de mediación al interior de las juntas.

Por esto, en el cierre de esta fase, se hizo presente el equipo de Cospas, en cabeza del Obispo de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid y los presbíteros: Abimael Bacca Vargas, director de la pastoral social; Juan Carlos Ballesteros Celis, subdirector de Cospas; José Vicente Rodríguez García, párroco Nuestra Señora del Carmen, Bucarasica; y William Aguilar Vargas, vicario territorial de San Rafael.

Los participantes del proyecto recibieron más de 87 millones de pesos en unidades productivas, entre las que se destacan una tostadora de café y cacao, una compactadora para las mujeres recicladoras; útiles de trabajo para reciclar; tres computadores con sus respectivas impresoras y otros elementos de oficina; mefágonos; ventiladores; entre otras ayudas puntuales.

Monseñor Víctor Manuel en su intervención, resaltó el valor de la dignidad humana y el respeto por los derechos y deberes de los campesinos. “El tesoro son las manos”, dijo Monseñor a los presentes, “reconocemos que gracias a sus manos llega la comida a nuestras casas (…) pido al Señor que guarde en ustedes siempre la esperanza, que los empodere para construir un mejor futuro para esta generación y la futura”.

Por su parte, Elkin Giovanny Flórez, líder de Participaz, afirmó que “la Iglesia es un puente que genera espacios para transformar corazones. Somos esas hormigas que sirven”. También aseguró que el pueblo que recibe esta ayuda, ya ingresa a la III fase del proyecto, que ya fue aprobada, donde va a incidir la participación ciudadana en el área rural de la Diócesis. De esta forma, se continúa ayudando a los campesinos asociados en distintas instituciones a hacer productivos sus trabajos e incentivar su participación en grupos de trabajo y de acción social para construir la paz.

Gracias a Caritas Internationalis, Cáritas Colombiana y el Secretariado Nacional de Pastoral Social, se ha emprendido desde hace años un trabajo en la construcción de paz, acompañando a las comunidades en la restauración de tejido social.

Iglesia colombiana acata medidas del Papa Francisco para la protección de los menores

Imagen: Logo Vaticano © Cathopic/Dimitri Conejo Sanz

Este 17 de diciembre, la Oficina de Prensa de la Santa Sede, informó que el Papa Francisco publicó la Instrucción ‘sobre la confidencialidad de las causas’, en la que se establece la eliminación del secreto pontificio en las denuncias, los procesos y las decisiones concernientes a los delitos de abuso sexual a menores.

Sobre la confidencialidad de las causas

  1. No están sujetas al secreto pontificio las denuncias, los procesos y las decisiones concernientes a los delitos mencionados:
  2. a) En el artículo 1 del Motu proprio “Vos estis lux mundi”, del 7 de mayo de 2019;
  3. b) En el artículo 6 de las Normae de gravioribus delictisreservados al juicio de la Congregación para la Doctrina de la Fe, mencionados en el Motu proprio “Sacramentorum Sanctitatis Tutela”, de san Juan Pablo II, del 30 de abril de 2001, y sus posteriores modificaciones.
  4. La exclusión del secreto pontificio también subsiste cuando tales delitos hayan sido cometidos en concomitancia con otros delitos.
  5. En las causas a las que se refiere el punto 1, la información se tratará de manera que se garantice su seguridad, integridad y confidencialidad de acuerdo con los cánones 471, 2° del CIC y 244 § 2, 2° del CCEO, con el fin de proteger la buena reputación, la imagen y la privacidad de todas las personas involucradas.
  6. El secreto de oficio no obsta para el cumplimiento de las obligaciones establecidas en cada lugar por la legislación estatal, incluidas las eventuales obligaciones de denuncia, así como dar curso a las resoluciones ejecutivas de las autoridades judiciales civiles.
  7. No puede imponerse ningún vínculo de silencio con respecto a los hechos encausados ni al denunciante, ni a la persona que afirma haber sido perjudicada ni a los testigos.

La Iglesia colombiana comprometida con esta Instrucción

Monseñor Elkin Álvarez Botero, Secretario General de la Conferencia Episcopal, señaló que la Iglesia colombiana “recibe con un corazón dispuesto estas medidas que nos ayudan al tratamiento de estos casos, sintiendo que estos delitos no pueden seguir sucediendo en la Iglesia, ni en ningún ámbito».

Primero. Se considerará delito “la adquisición, posesión o divulgación, con un fin libidinoso, de imágenes pornográficas de menores de 18 años”. Hasta ahora, se consideraba delito de pornografía infantil la posesión de material pornográfico de menores de 14 años.

Segundo. Se elimina la obligación de que el abogado o procurador en los procesos canónicos sea un sacerdote. “No solo los sacerdotes con título en Derecho Canónico pueden acompañar los procesos contra sacerdotes que hayan abusado o que sean eventuales abusadores de menores, ahora también lo pueden hacer fieles laicos con título en Derecho Canónico”.

Tercero. Se levanta la obligación del ‘secreto pontificio’ para los procesos canónicos de abuso de menores de parte de sacerdotes o religiosos. “La Santa Sede ha adoptado esta decisión explicando que permite ampliar la perspectiva de colaboración con las autoridades civiles, entregando copias de la documentación, bajo las determinaciones de los organismos competentes del Estado”.

Para favorecer un ambiente eclesial seguro para los menores de edad, Monseñor Elkin Álvarez recordó que se ha venido estableciendo en las jurisdicciones eclesiásticas (Arquidiócesis, Diócesis y Vicariatos Apostólicos), unas medidas eficaces de prevención de eventuales casos de delito sexual.

Además, “las jurisdicciones eclesiásticas colombianas tienen un mecanismo estable para la recepción de denuncias de abusos de menores”.

La Conferencia Episcopal ha venido actualizando las directrices para el trato de los casos de eventuales abusos contra menores de parte de clérigos. Se han hecho avances en la misma línea de los recientes decretos presentados por el Papa Francisco. También se ha propiciado la cooperación con la Fiscalía General de la Nación.

Mensaje del Papa Francisco: La paz como camino de esperanza

Foto: L’Osservatore Romano

La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica. Así se titula el mensaje oficial del Papa Francisco para la LIII Jornada Mundial de la Paz, que será el 1 de enero de 2020.

Para esta celebración en su versión número 53, el Papa propone un mensaje orientado a la construcción social, de la cual todos los ciudadanos son responsables.

Descargar mensaje.

El Espíritu de la Navidad

La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros (Juan 1, 14)

Estos días nos llevan a todos a vivir el espíritu de la NAVIDAD. Es un momento particular en el cual nos encontramos en familia y compartimos momentos de especial alegría y familiaridad. No olvidemos que la Navidad es encontrar a Jesucristo, que nació para nuestra salvación. Celebrar la Navidad es permitirle al corazón la inmensa alegría de recibir la visita de la Vida, la esperanza, la alegría, la luz y la verdad que el Señor nos regala con abundancia.

Es muy humano añorar tiempos de fiesta y de regocijo. En nuestra realidad cultural, este tiempo es de fiesta y, a veces de excesos. Los dolores de cada día deben encontrar, sobre todo en este tiempo, el alivio de la alegría y el ambiente gozoso que produce el encuentro de las familias, la vivencia espontánea y reconfortante de las tradiciones que en estos días nos animan y fortalecen. Compartimos muchas cosas, alimentos, regalos, momentos de encuentro, a veces con demasiado ruido que no nos permite escuchar y vivir el sentido de este tiempo de gracia.

Nuestras tradiciones navideñas evidencian la fuerza y la hondura de los procesos de evangelización que han grabado en el alma de la cultura la presencia del Señor en su nacimiento, el reencuentro de los hogares, la experiencia maravillosa de orar alegremente delante del Portal de Belén, “admirable signo” como lo llama el Papa Francisco en su última Carta Apostólica, porque nos presenta la bondad de Dios y la cercanía de su amor en la persona de su Hijo, Señor nuestro y Dios de todo consuelo, que llega al corazón de quienes lo aguardan con fe. Este tiempo tiene que ser espacio de profunda vida espiritual.

Debemos retornar a la identidad cristiana de estas fiestas, a la alegría que cada mañana nos proporciona acudir a la Novena de Navidad llenando la alborada de cada día con el canto de la esperanza de un pueblo que sigue diciéndole al Señor: ven, no tardes tanto.   Las celebraciones de la Novena, en las primeras horas del alba, conservan ese profundo sentido espiritual de la Navidad.

Volvamos a Dios, volvamos a Belén, abramos la puerta del corazón al Señor. Oremos juntos en las casas, en el trabajo, en la vida pública que, por fortuna, aún conserva la dicha de recordar con tantos signos la encarnación y el nacimiento del Salvador.

Recojamos la herencia de dulzura, de esperanza, de bondad gozosa que se vuelve caridad, fraternidad, alegría iluminada por el Señor que comparte nuestra historia, que la llena de vida y de paz, justamente cuando cruzamos diariamente la mirada y la vida con tantos sufrimientos, con tantas expresiones de soledad, de desarraigo, de desesperación. Recordemos en estos días a los que sufren, a los enfermos, a los tristes, a los que están en la cárcel.

No perdamos de vista el ejercicio gozoso de la misericordia que nos permite compartir con los necesitados, ayudar a los que necesitan una voz de aliento en estos días en los que se añora la patria, la familia, la paz que el mundo aguarda y que tenemos que seguir construyendo con la fuerza de la justicia y de la fraternidad.

Sintamos que es preciso saber que la Navidad con sus luces, colores, alegrías, debe ser el reflejo de una comunidad que crece en humanidad, que hace suyo el camino que Jesús también recorrió al poner su vida, su amor, su tienda entre nosotros.

En Belén, encontramos la LUZ de los pueblos, a Cristo que viene a iluminar a los pueblos que caminan en oscuridad. El humilde y alegre hogar de Jesús, de María y de José, nos ayude a celebrar la esperanza y a vivir estas fiestas con sinceridad, con misericordia, con generosidad.

No olvidemos que no sólo debemos pedir, hay que dar gracias por tantas bondades, por ser Iglesia viva que camina con todos y que a todos anuncia el amor y la esperanza. No dejemos que empiece el año nuevo 2020 sin pedirle al Señor que nos asista con su amor, que nos regale la fe de María, la bondad de San José, la paz que irradia el Niño que, por nosotros bajó del cielo y se hizo hermano de quienes le acogen con sencillez y alegría.

Feliz Navidad para todos los queridos lectores de LA VERDAD, los mejores deseos y bendiciones de Dios para el año 202W0.

¡Alabado sea Jesucristo!