Primer Domingo de Adviento

Iniciamos el Tiempo de Adviento y el Año Litúrgico de la Iglesia, con el anuncio de una Buena Noticia: el Señor se acerca, viene a traemos la salvación. Él quiere ser el Dios que acompaña y  guía nuestra vida, el Dios que nos levanta de las tristezas y desesperanzas que nos acechan.

Abramos el corazón a Dios que en su Hijo viene a nuestro encuentro, para llevamos a vivir una experiencia del amor y la misericordia con nuestras acciones sencillas de cada día. El primer Domingo de Adviento nos conduce hacia la venida del Señor Jesús al final de la historia, y el mensaje es el de la vigilancia permanente.

Hoy se enciende una llama en la corona de Adviento que arda nuestra esperanza en el corazón despierto y al calor de la Madre caminemos este tiempo. Un primer lucero se enciende anunciando al Rey que viene, preparad corazones, allánense los senderos. Hoy se enciende una llama en la corona de Adviento que arda nuestra esperanza en el corazón despierto y al calor de la Madre caminemos este tiempo.

Suscríbete y recibe noticias y actualidad de nuestra Diócesis

Noticias Diocesis, Últimas noticias